protección de datos

La tranquilidad de saber que estás haciendo las cosas bien

Antes de lanzar Soy Emoworker me preocupé por conocer las obligaciones que tenía que cumplir desde el punto de vista legal. Entre ellas había algo que me preocupaba especialmente y era la protección de datos.

Cuando vas a hablar, como hago yo en este proyecto, de la confianza como uno de los factores que hay que cuidar para fidelizar en nuestros negocios, el primer paso debe ser cumplir las normas que garantizan la tranquilidad.

Para fidelizar debemos empezar por cumplir las normas que garantizan la tranquilidad. Clic para tuitear

¿Y de qué tranquilidad estamos hablando?

  1. De la tranquilidad de quienes llegan hasta nuestra web o nos ceden sus datos, sea de una manera u otra.
  2. De la tranquilidad propia, acompañada de la calma y de la seguridad, que le da a uno el saber que está haciendo las cosas bien.

A menudo, en el proceso de creación de un proyecto, nos dejamos llevar por la parte creativa y las expectativas de futuro, pero estarás de acuerdo en que hay otros temas que no podemos olvidar si queremos que nuestro negocio crezca.

Y no se trata de ir a cualquier otra web, ver lo que está haciendo y adaptarlo a nuestras necesidades.

En un tema tan importante como éste es imprescindible contar con el apoyo de un profesional que te ayude a que lo legal también esté adaptado a tu proyecto, que te asesore y que te acompañe.

Esta labor la hace estupendamente y, sobre todo, en un lenguaje que todos entendemos, el equipo de Blanco Legal y, la protagonista del post de hoy Raquel Blanco.

Como siempre, te dejo un guiño a su lado más personal antes de ponernos “serios” y que Raquel nos hable, casi sin darnos cuenta, de tranquilidad y de la importancia que tiene para el cliente saber que le cuidas, pero que también cuidas su información.


(Post escrito por Raquel Blanco, Blanco Legal)

No solo cuido de ti, también cuido de tus datos

Desde siempre la parte legal de cualquier proyecto, de cualquier negocio, ha sido la parte más antipática, a la que nunca queremos llegar, muchas veces por pereza, otras por desconocimiento y casi siempre porque estamos confundidos.

La realidad es que cuanto antes te enfrentes a esa parte antes lograrás hacerlo todo bien y estar al día con la ley.

protección de datos

No hay sensación más grande que saberse protegido, saberse al día y cumplidor de las normas, saber que aunque vengan problemas siempre podremos defendernos porque la base es sólida y están bien hechas las cosas.

Profesionalmente está muy bien visto “ser legal”. El cumplir la ley no sólo es un requisito sino que llega incluso a ser un elemento diferenciador con tu competencia, y en un principio, cuando todo cuenta, puede ser un factor importante a tu favor.

Cumplir la ley es un requisito que puede llegar a ser un elemento diferenciador con tu competencia @Blanco_Legal Clic para tuitear

Pero me parece que me he adelantado, así que voy a comenzar de nuevo, despacito, y vamos a hacer las cosas bien.

Hoy vengo a hablarte de la temida protección de datos, esa palabreja que está en boca de todos y que no sabemos muy bien qué quiere decir y qué significa para nosotros.

Y como todas las cosas se pueden mirar desde dos perspectivas:

  1. Desde la perspectiva del que da sus datos: lector, cliente, usuario, etc.
  2. Desde la perspectiva del que gestiona esos datos: tú que tienes una web, desde la que se desarrolla un negocio, o desde la que se gestionan datos, y tienes una lista de correos con la información que te dejan los suscriptores.

Y aunque es muy importante ponerte en la piel del lector-cliente-usuario para entender cómo se siente tu gente y qué debes hacer para protegerlos, hoy vamos a centrarnos en la visión del empresario.

Sé que muchas veces la palabra empresa puede asustar, y puede impresionar, pero no olvides que tienes un proyecto con el que quieres ganarte la vida, así que realmente hablamos de empresas, empresas con alma, pero empresas al fin y al cabo.

Así que cuanto antes te pongas al día con toda la parte legal, antes podrás descansar y dedicarte a lo realmente importante, a tu proyecto, a tu gente, y a las mil y una cosas que hay que hacer cuando todo depende de ti.

Por eso, si tienes un blog o una web y una lista de suscriptores, si vendes productos o servicios en ella, si recopilas información de tu público deberás cumplir con la Ley de Protección de Datos.

Pero no te alarmes, eso no quiere decir que te vayas a volver loca, sino que simplemente hay que cumplir con unas formalidades, normalmente bastante sencillas, por la clase de datos que vas a recopilar. Aunque siempre es recomendable consultar con un profesional, eso seguro que es acierto 100%.

Lo primero que deberás contar a tu público es lo que se denomina Aviso Legal y aunque su nombre puede que no ayude a tu tranquilidad solo debe ser una declaración en la que indiques tus datos personales, tu nombre, apellidos, dirección, teléfono y demás.

Es la manera de contarle al mundo que no eres un fantasma, sino una persona de carne y hueso, y que en caso de necesidad te pueden encontrar.

¿A que no es algo tan terrible?

Sólo debes asegurarte de que esté en un lugar visible, que sea accesible y que contenga toda la información.

Ya has dado el primer paso, ahora vamos con el segundo. Acuérdate de incluir toda la información sobre tus precios, no solo debe quedar claro qué pasos hay que seguir para realizar una compra, sino también debes informar a tu público sobre las devoluciones, la garantía del producto, las condiciones generales de contratación, y algo absolutamente necesario, cómo acceder a esos datos, modificarlos e incluso eliminarlos, es lo que conocerás como derechos ARCO.

Recuerda que la legislación europea es muy estricta en estos términos, quiere conseguir que la compra en internet se haga de la manera más segura posible, y eso es tranquilidad para nosotros y para nuestra gente. Nuestros clientes volverán porque saben que nuestro espacio es un espacio seguro, y nos recomendarán a sus amigos, a su familia, y eso sólo puede sumar.

Imagina como te sientes cuando entras a una página de la que no sabes nada, y no aparece por ningún lado la persona que está detrás de ella, sus datos, un teléfono de contacto… Yo nunca compro en esas páginas fantasma, aunque muera de amor por sus productos.

Si no puedo saber quién eres, no me interesas. ¿No te pasa lo mismo?

El siguiente punto del que debemos hablar es de la declaración de Política de Privacidad, algo tan sencillo cómo contar al mundo qué haces con los datos que recoges, cómo los almacenas, qué medidas de seguridad aplicas para que no se pierdan y, lo más importante, cómo van a acceder a ellos.

Tú única obligación es la de contar cómo actúas, no hay que tomar ninguna acción en concreto, así que es algo bastante sencillo.

Y cuando dudes, simplemente pregúntate si te gustaría que vendieran tus datos a un tercero sin que tú lo supieras, y comprenderás cuán importante es hacerlo bien.

Ya casi, para acabar, tendrás que registrar esos datos en la Agencia de Protección de Datos, pero eso es un mero trámite, bastante sencillo.

Nos queda pendiente el tema de las cookies, se trata de informar al lector de que tu sitio usa cookies, qué tipo de cookies usa, cómo y para qué las usa, cuánto tiempo se almacenan las mismas y, por último, solicitarle que apruebe que esas cookies se instalen en su navegador, antes de que se instalen en el ordenador ¡algo que estarás cansada de hacer mil veces!.

¿Ves qué poco cuesta hacer las cosas bien y estar tranquilo? 

Seguro que dedicas más energía a imaginar lo que puede ser, que a hacerlo desde un principio. No te quedes con el “soy muy pequeñita”, “casi no tengo suscriptores”, “mi lista es muy reducida” o “apenas vendo nada”.

Hazlo bien desde el principio y dedícate a lo importante, sin prisas y sin agobios, sin olvidar los beneficios que obtenemos cuando cumplimos con la Ley, que suelen ser muchos.

Recuerda que cuanto más transparente o legal seas tú, mejor funcionará tu proyecto y más tranquila estarás.


Como información adicional, Raquel comparte con nosotros un vídeo explicativo de la ley de protección de datos, por si quieres ampliar lo que ella nos ha contado: https://vimeo.com/192688425/574be8b538

Además, te animo a conocer mejor Blanco Legal y compartir ideas, accediendo a su blog y sus redes, incluido su grupo de Facebook que se ha convertido en una gran comunidad de emprendedores. Te dejo los links a continuación:

Blog

Facebook

Instagram 

Twitter

Grupo de Facebook Mastermind Blanco Legal

No te quedes con dudas, y déjanos cualquier consulta en los comentarios. 

20 Comentario
  • Raquel
    Publicado a las 18:50h, 09 febrero

    Ha sido un placer colaborar contigo, Amaya. La verdad es que hay que perder el miedo a los temas legales, simplemente se trata de buscar la ayuda adecuada y dejarse asesorar. Muchas veces nos imaginamos las cosas más difíciles de lo que en realidad son, y estar al día con los temas legales es una ayuda para nuestro negocio, en el que hay que cuidar hasta el último detalle, incluido éste. Un abrazo.

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 08:04h, 13 febrero

      ¡Igualmente Raquel! Será un placer si nos volvemos a encontrar.

      Un abrazo

  • Alexandra Dacier
    Publicado a las 20:06h, 08 febrero

    Ser transparente, creo que es el resumen esencial de todo los que nos dice. Cuidar la confianza que otros nos dan es una tarea que todo emprendedor online debe aplicar en su vida. Que emotivo este post para reflexionar en nuestro proyecto y aumentar la confianza de aquellos que visitan nuestra página web.
    Saludos.

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 20:21h, 08 febrero

      Hola Alexandra,

      Así es, cuidar la confianza para sentir tranquilidad. Uno con su proyecto, porque sabe que está haciendo las cosas bien, y nuestros clientes porque se sienten tranquilos al saber que han acertado al apostar por nosotros.

      Muchas gracias por tu comentario

      Un abrazo

  • Ana Camacho
    Publicado a las 10:57h, 06 febrero

    Hola Raquel y Amaya,

    me gusta el punto de vista desde el que habéis abordado este tema, por que pone nervioso a cualquier con el que lo hables. Y es que es un área un poco complicada, desde el leguaje que se usa hasta las actualizaciones de la propia ley. Contar con un profesional que te asesore en esta materia en la base de la tranquilidad.

    Un abrazo a las dos.

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 10:57h, 08 febrero

      ¡Hola Ana!

      En ese sentido, no tengo ninguna duda, y apuesto por un profesional que me libere de todas las inseguridades que estos temas me provocan.

      Un abrazo fuerte

  • Cristina
    Publicado a las 07:51h, 03 febrero

    Hola,

    Cierto Raquel que es la parte más antipática del negocio, sobre todo para las personas que no controlamos la materia, pero también es imprescindible. Según lo cuentas no parece tan complicado y, la verdad es que no lo es. Tan solo cuestión de ponerse.

    Me gusta que hayáis sacado este tema porque veo que hay mucho desconocimiento al respecto. Me ha pasado encontrarme con gente que quiere crear una web para su negocio pero ni siquiera sabe que esa web tiene que cumplir una normativa por esto está muy bien que expliques estos asuntos de esta forma tan cercana.

    Un saludo.

    • Raquel
      Publicado a las 10:06h, 03 febrero

      Cristina, yo creo que si desde el principio nos ponemos al día con la parte legal, lo que hacemos, además de ganar en tranquilidad, desde luego es avanzar a pasos agigantados. Hay mucha gente que cree que solo hay que cumplir con la ley cuando llegas a cierto volumen, y es un error. Me alegro que te haya gustado el tema, hay mucho que decir al respecto.

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 14:51h, 03 febrero

      Hola Cristina,

      ¡Tienes toda la razón! Aún hay algo de desconocimiento a este respecto pero conocer estas pinceladas nos ayuda a trasladar el mensaje, y la importancia, a nuestros clientes.

      Un abrazo

  • Angélica Cervantes
    Publicado a las 23:01h, 02 febrero

    Raquel hace que ponga los pies en la tierra, pero eso me gusta porque me siento más pro y comprometida con mi proyecto y las personas que se acercan. En México, hay aspectos que aún no se tratan; por ese motivo (y otros) aún no me animo a tener la lista de suscriptores que es el siguiente paso de mi www que será la Newsletter una vez que tenga más entendido la parte legal lo haré, que dicho sea de paso, ya estoy en eso. Gracias Amaya y raquel: siempre practicas, amenas, amigables y slow.

    • Raquel
      Publicado a las 10:09h, 03 febrero

      Angélica, cómo me gusta leer que vas avanzando. Es cierto que Europa con respecto a México y el tema de tratamiento de datos va adelantada, pero es un tema que cada día más preocupa a las legislaciones de todo el mundo, así que estar preparada para cenado ello ocurra es muy buen plan. Me va a encantar recibir tu newsletter. Un abrazo.

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 14:49h, 03 febrero

      ¡Hola Angélica!

      Estoy segura de que cuando tengas la lista de suscripción, las oportunidades de tu negocio van a aumentar.

      Un abrazo fuerte!

  • Nazaret Barreto
    Publicado a las 13:57h, 02 febrero

    A mí lo que me gusta es que Raquel hace que parezca sencillo pero porque cuenta las cosas como son, pero en un lenguaje cercano y sin dejarse nada. Cada vez que he leído sus artículos me he quedado con esa sensación. Por esto siempre vuelvo a Blanco Legal.

    Un abrazo a las dos, chicas.

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 19:24h, 02 febrero

      Sin duda, Nazaret, lo que comentas es algo que caracteriza el proyecto de Raquel y un elemento importante de fidelización.

      Besos

    • Raquel
      Publicado a las 10:10h, 03 febrero

      Nazaret, es que con vosotras es todo muy fácil, y muchas veces cuando le damos tantas vueltas a las cosas lo hacemos todo mucho más grande que en lo que realidad es, pero solo ocurre en nuestras cabezas. Un abrazo.

  • Conchi
    Publicado a las 10:27h, 02 febrero

    Hola chicas,

    Me encanta la normalidad y sencillez con la que Raquel cuenta las cosas. ¡Hasta parece sencillo! De todos modos, coincido con vosotras en que estos aspectos son poco valorados, no se habla mucho o se pasa muy por encima. Sin embargo, si esperamos mucho a estar al día, después quizá sea más costoso y, sobre todo, nos lleve más quebraderos de cabeza.

    Al final, como decís, lo mejor es la tranquilidad que te proporciona, el espacio que liberas de tu mente, que puedes dedicar a otros aspectos o áreas de tu proyecto.

    Un abrazo a ambas.

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 19:20h, 02 febrero

      ¿Verdad Conchi?

      Eso pienso yo siempre que leo algo escrito por Raquel ¿cómo puede convertir en fácil un tema que a todos nos genera tanto respeto en un inicio?

      Y hay otra idea que Raquel siempre trata de hacernos ver, en sus post y en su grupo de Facebook, y que a mi personalmente me he ayudado mucho desde que la trabajo. Ella siempre insiste en que es importante que tengamos claro que estamos al frente de un negocio y creo que una buena manera de que lo trabajemos, y de interiorizarlo, es tomarnos el tema legal muy en serio desde un principio. Es una buena forma de decirnos que nuestro negocio va en serio y permitirnos crecer.

      Un abrazo fuerte

      • Raquel
        Publicado a las 10:20h, 03 febrero

        Amaya, es que es fundamental no olvidarnos de que tenemos un negocio es muy fácil perder la perspectiva y desde luego, no tomamos las mismas decisiones cuando se trata de trabajo o de diversión. Un abrazo grande.

        • Soy Emoworker
          Publicado a las 14:52h, 03 febrero

          ¡La verdad es que lo tengo muy presente! 😉

          Un abrazo fuerte!

    • Raquel
      Publicado a las 10:19h, 03 febrero

      Conchi, y utilizar todo nuestro espacio mental en seguir avanzando en nuestro proyecto es fundamental. Muchas veces, sin darnos cuenta, nos estancamos con estos temas y por eso no avanzamos todo lo que deberíamos, por eso creo que si lo resolvemos al principio es mucho mejor. Un abrazo.