slow xmas soy emoworker

Slow Xmas, una Navidad distinta

No hace mucho, y no recuerdo dónde, leí que no tenemos que tener miedo de compartir nuestras reflexiones, nuestros sentimientos, nuestras emociones… porque hacerlo nos permite estar más cerca de los nuestros.

Me cuesta mucho abrirme y cruzar la línea de mi vida personal. No creo que sea demasiado interesante para alguien que esté fuera de mi círculo pero, sin duda, tú has entrado a formar parte de él al decidir quedarte y acompañarme cada día en esta aventura.

Hoy he querido compartir contigo cómo me planteo esta Navidad.

Para este proyecto he dedicado el mes de diciembre a revisar los pasos que he ido dando, y hacia dónde estoy yendo. Aún no he terminado mi plan de acción para 2017 pero sí que lo tengo más o menos claro y simplificado.

Ahora toca cambiar mi ritmo y desconectar por unos días.

Voy a apagar el ordenador, porque los emprendedores freelance también necesitamos descansar pero, aún más importante, nuestra gente nos necesita cerca y es un buen momento para demostrarles que lo estamos.

No me voy a aislar del mundo, sino que me lo he planteado de otra manera.

Quiero estar cerca de la gente, y eso significa dedicar tiempo a mis redes sociales de una manera diferente a como suelo hacerlo. Estos días quiero navegar por redes con la intención de hacerme partícipe de los momentos que vosotros hayáis querido compartir. Viendo a la persona y no tanto al profesional y el proyecto que hay detrás de ella.

La Navidad es una fiesta para los sentidos, así que voy a poner los míos a funcionar estando muy presentes: los olores, los sabores, los sonidos, el tacto, las imágenes…

Y mi intuición, que me dice que mi Navidad va a estar llena de momentos de calma y de disfrutar con mi gente.

Llenar la Navidad de momentos es el mejor regalo que tengo preparado para los míos, pero también para mi. Slow Xmas! Clic para tuitear

Hace años recuperamos una tradición familiar, de mi abuela paterna, su famosa compota. Quiero volver a encerrarme en la cocina para prepararla con mi madre. No solo es el postre, ni tampoco solo el recuerdo que nos acerca a ella, es un símbolo de la importancia que tiene en nuestra casa disfrutar de las navidades en familia, participando de una de las mejores formas de demostrar a los demás que nos importan, cocinando para ellos.

Las películas mientras me adormilo en el sofá. Las palomitas, la tarde de nochebuena, en recuerdo de mi yaya es algo que no hemos recuperado, pero que no olvido, y que me gustaría retomar con los más pequeños de la casa.

Y en mis planes ocupa un lugar muy especial el momento de acercarme a los que nos faltan y regalarles una flor.

Desde que vivimos lejos de casa, las Navidades, más que nunca, son sinónimo de reencuentros. Mis amigas, sentarme con ellas, tomar un café y un buen trozo de tarta, que termina siendo unas aceitunas con una cerveza ¡da igual! Lo importante es estar juntas.

Una peli en el cine, de esas que ves una tarde de diario cualquiera pero en la sesión en la que no podrías verla un día de diario cualquiera.

¡Llenar la casa de velas, y vivir la luz de la Navidad con mi pirata!

La Navidad es como la segunda temporada de vacaciones del año. Es el segundo momento en el que siento que todo para y todo va a volver a comenzar.

Parar, disfrutar, sentir y volver con fuerza.

¡Nos vemos en 2017!

¡Te deseo una Feliz Navidad lenta!

Una Navidad en la que haya espacio para los momentos compartidos y, también, con uno mismo. 

Una Navidad distinta. 

Slow Xmas!

Verónica Maraver me ha ayudado a vestir Soy Emoworker de Navidad, con la ilustración tan bonita que aparece en la cabecera :))) 

4 Comentario
  • Manuel Arnedo
    Publicado a las 20:46h, 29 diciembre

    ¡Hola!

    Me siento muy identificado con lo que dices.

    Ser freelance o emprender en ocasiones hace que trabajes más de la cuenta y que pierdas contacto con la gente, incluso con la familia.

    Tal y como explicas, debemos pausar, desconectar y aprovechar la compañía. Al fin y al cabo, tenemos que trabajar para vivir, y no al contrario.

    Seguiré tus recomendaciones y abrazaré con más lentitud de lo normal a mis amigos y familiares.

    Gracias y felices fiestas 🙂
    Manuel

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 10:23h, 04 enero

      ¡Hola Manuel!

      Comparto totalmente lo que dices ¡muchas gracias por compartir tus sensaciones!

      Espero que estés viviendo estos días lentos y con mucho sentido.

      Un abrazo fuerte

  • Nazaret Barreto
    Publicado a las 15:10h, 22 diciembre

    Celebro que te hayas decidido a compartir una parte más personal. Junto a la Amaya profesional está la Amaya que trabaja a su lado y es menos visible pero igual de importante para que tu emprendimiento salga adelante. Conocer a las dos es un placer y me acerca aún más a EMOWORKER.

    Te deseo una Navidad llena de muchos placeres lentos que te cargue las pilas para un 2017 que se presenta potente. Un abrazo.

    ¡Feliz Navidad!

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 18:29h, 22 diciembre

      ¡Hola Nazaret!

      ¡Qué razón tienes! Pero a veces cuesta traspasar la línea ¡al menos a mi me cuesta muchísimo! 😉

      También deseo para ti una Navidad cargada de buenos momentos y mucha energía para empezar el año con fuerza.

      ¡Un abrazo enorme!