espacios de trabajo

4 opiniones expertas sobre la conexión con nuestros espacios de trabajo

¡Trabajar desde casa no es fácil!

Ladrones del tiempo, distracciones domésticas… son obstáculos con los que tenemos que aprender a navegar en nuestro día a día.

Hacer de nuestro espacio, o rincón, de trabajo un refugio es una de las mejores decisiones que podemos tomar.

Hoy nos acompañan 4 expertas en decoración y organización de espacios para darnos pistas y ayudarnos a que nuestros refugios conecten con jornadas más productivas y creativas.

Vamos a hacerlo desde 4 puntos de vista: la decoración, el estilo de vida, el feng shui y el orden ¡alehop!


Nazaret Barreto, Misterios Deco

Conectar aplicando con destreza las técnicas de decoración

espacios de trabajo

Un sistema decorativo que active tu creatividad y te ayude a ser más productiva empieza por conectar contigo. Clic para tuitear

Me llamo Nazaret y como arquitecta apasionada por los hogares decorados con destreza y emoción, te ayudo a activar tu creatividad, convirtiendo tu rincón de trabajo en un espacio optimizado.

Cómo influye la decoración en nuestro día a día emprendedor, en relación a la productividad y la creatividad

Un espacio de trabajo bonito, alegra la vista y al principio, por novedoso invita a pasar tiempo en él. Pero pasada esa fase, pierde fuerza. Emprender desde casa cuenta con muchos aspectos positivos pero también puede convertirse en un “permiso para postergar”.

Un espacio atractivo que no invite a trabajar, que no te motive y te impulse facilitando tu concentración, no solo no funciona sino que te roba energía.

Por eso no hay que hablar solo de decoración sino de decoración funcional y emocional. Las soluciones que ofrezco: espacios optimizados. Una fusión entre arquitectura, interiorismo y emoción. Porque al final, lo que te hace sentirte bien en un espacio, y estimular ciertas habilidades, es lo que éste transmite. Y eso va más allá de piezas bonitas bien combinadas.

Un sistema decorativo que active tu creatividad y te ayude a ser más productiva empieza por conectar contigo, pasando por comprender cómo funciona tu espacio de trabajo, para así adaptarlo a lo que tú necesitas, antes que a lo que deseas.

Trabajar en un ambiente que active tu energía creativa, lleva incorporado un aumento de tu productividad.

3 tips para conectar con nuestro espacio de trabajo aplicando con destreza alguna técnica de decoración

Observa-te. ¿Cómo vistes? Con colores, blanco y negro, muchas capas, pocas… ¿Qué complementos te gustan? Maderas, metales, ligeros, voluminosos… Esto te ayudará a ver si, en tu espacio de trabajo mantienes un estilo similar u otro.

Entonces párate a pensar qué necesitas. Puede que quieras trasladar cómo te hace sentir tu manera de vestir a tu espacio de trabajo, o quizá lo que necesites sea lo contrario para activar otras emociones. Si eres una persona tranquila y necesitas serenidad para concentrarte, tener complementos muy llamativos o voluminosos y muchos documentos a la vista te entorpecerá.

Obsérvate y aplica esto tanto en objetos como en colores, formas y tamaños.

Una vez hecho esto, si precisas tranquilidad te recomiendo que las piezas más voluminosas las coloques en la parte baja de tu espacio de trabajo y vayas disminuyendo el tamaño a medida que se acerquen al techo. Si eres una persona activa, puedes distribuirlas uniformemente buscando siempre composiciones impares entre elementos de distinto tamaño.

Y por último, incorpora alguna pieza que te recuerde quién eres y por qué haces lo que haces: una planta, una gema, unos bonitos altavoces porque te gusta trabajar con música, una vela, un mensaje inspirador… Algo tuyo.

Antes de despedirme quiero agradecerte, Amaya, por haberme cedido un huequito en tu rincón. Y a ti querido lector, si quieres profundizar un poco más en cómo conseguir un hogar optimizado, te regalo mis 6 pasos para convertir tu casa en el hogar que deseas.

Facebook

Houzz

Instagram


Anna Simonet, Anna & Co. 

Conectar con nuestro estilo de vida

espacios de trabajo

Si tu casa mejora, tú mejoras con ella. Clic para tuitear

Soy Anna Simonet. Soy diseñadora de interiores y deco coach. El Deco Coaching es un término algo nuevo que quizás no conozcas. Con el Deco Coaching sientes que tu casa es tuya y disfrutas de ella ¿Cómo? Entendiendo tu casa y tu estilo de vida.

Soy francesa. Suelo decir que soy Francesa de nacimiento, Española de corazón y Griega de paladar. Estuve viviendo en Francia, Bélgica, España, Inglaterra y Alemania, ahora estoy en Barcelona con ganas de echar raíces.

Me gustan las cosas sencillas, las cosas que me hacen pensar, que despiertan emociones y me gusta la gente, me gusta escuchar lo que quiere compartir -y también me gusta mucho hablar 😉 -.

Cómo influye la decoración en nuestro día a día emprendedor, en relación a la productividad y la creatividad

La decoración en tu día a día emprendedor (y no emprendedor también) te influye y mucho.

Cuando eres emprendedor, tu casa pasa a ser en muchos casos tu oficina, tu almacén, tu taller e incluso tu sala de reunión. Así que es importante tener en cuenta la decoración y el diseño del espacio de tu casa en general, y de tu zona de trabajo ya que el ambiente resultante te va a afectar tanto a nivel productivo como creativo.

Demos un paso más, tu casa es donde creas tus recuerdos, vives, compartes con la familia, descansas y guardas tus tesoros. Tu casa eres tú. Es más, tu casa es el reflejo de tu vida. Entonces, ¿qué refleja tu espacio de trabajo? Refleja cómo vives tu trabajo y cómo trabajas. Me imagino una mesa caótica para una contable y me pregunto si su trabajo será muy productivo.

Tener una zona acorde a tu trabajo, a tu estilo de vida y a tu personalidad sólo puede influir de manera positiva tanto tu productividad como tu creatividad.

3 tips para conectar nuestro estilo de vida con nuestro espacio de trabajo

1. Toma tu tiempo, analiza el espacio y piensa tanto en el diseño de tu oficina como en su decoración

Tú sabes las necesidades que tiene tu actividad, creatividad, inspiración, concentración… Ten en cuenta la funcionalidad que ha de ofrecerte este espacio según tus necesidades. Entonces repasa todos los elementos desde los colores, los materiales, los muebles… ¿Cumplen su función? Por cierto, ¿qué tal tu silla?

2. Reajusta el espacio

Tu espacio de trabajo de una forma u otra ya está reflejando tu estilo de vida. Si algo no te cuadra, seguramente es porque hay desequilibrio entre tu zona de trabajo y cómo quieres trabajar -y también tu lifestyle, no nos olvidemos que la mayoría trabajamos desde casa-.

¿Por qué nos puede pasar eso? Porque quizás vamos un poco rápido y no acabamos de poner conciencia en cómo adaptar nuestro workspace. ¿Cómo remediarlo? Volviendo al punto 1 😉

Por ejemplo, si ves que tu rincón oficina te obliga a hacer cosas que no harías o que no quisieras hacer, como podría ser usar muchos aparatos diferentes, trabajar rodeada de mil papeles, tener vista a una pared… Replantéate tus necesidades, tus objetivos y construye tu espacio de trabajo ideal.

Otro ejemplo podría ser que a ti te encanta estar en el exterior, te encanta el sol, el aire y los sitios luminosos. Si montaste tu espacio de trabajo en un rincón oscuro de tu casa, seguramente te estará afectando. A veces, diseñamos según lo que ya estaba, según los enchufes o porque no hemos analizado mucho el espacio en general.

Si necesitas ayuda para reajustar tu zona de trabajo aquí tienes una serie de 3 posts detallados:

Cómo organizar y diseñar tu oficina 1

Cómo organizar y diseñar tu oficina 2

Cómo organizar y diseñar tu oficina 3

3. Libera tu alma creativa

Ahora me pongo poética pero, de verdad, deja que te guíe tu imaginación. Cuando hablamos de oficina, por nuestra experiencia, pensamos en algo oficial, en un deber, algo estricto casi como estar en un molde.

¡Intenta romper este molde! Ni caigas en las tendencias de tenerlo de tal u otra manera. Quizás a ti te apetece trabajar en un bosque, en una nube o en un barco…

Rompiendo el molde, liberando tu creatividad, verás lo que hace que no acabes de conectarte con tu espacio de trabajo: la luz, el aire, los colores, el ambiente al fin y al cabo.

¡Atrévete!

¿Quieres saber más? Entra en el club Deco Coaching apuntándote a la DECOletter o uniéndote a la comunidad Deco Lovers.

O consulta el programa Deco Coaching Basic y juntas diseñaremos tu espacio de trabajo ideal.


Yasmina Rodríguez, Mi Casa es Feng

Conectar aplicando las técnicas del feng shui

espacios de trabajo

Todo el mundo se merece una casa Feng. Clic para tuitear

Nací en el ‘78 (Islas Canarias, Gran Canaria-España). El año de la Constitución, del estreno de Grease, de Miss You de los Rolling Stone… El año del consenso, de la esperanza y de los cambios… Cuando mi madre supo que estaba embarazada se formó una fiesta en mi casa, la primera niña, la primera nieta… Y todo el mundo quería elegir mi nombre. Pero mi madre ya soñaba con un nombre desde hace tiempo… y creo que acertó de lleno.

Tengo dos hijos, dos pequeños maestros, Daniel y Lucía. Y camino mi vida acompañada de mi marido Roberto, que comparte la misma profesión que yo, el periodismo. Pero hace unos años, mi pasión, mi equilibrio y mi motivación es el Feng Shui, ocupación que también forma parte de mi día a día.

Me formé como asesora y consultora en esta filosofía, no sólo por mi natural atracción hacia lo ‘desconocido’, sino por mi empeño en entender qué hay de cierto en que tanto el entorno, y todo lo que nos rodea influye, para bien o para mal, en nuestra vida.

Hace tres años nació Mi Casa es Feng un rincón donde enseño todo lo que sé de una manera sencilla y muy práctica, con la única intención de despertar tu curiosidad.

Cómo influye la decoración en nuestro día a día emprendedor, en relación a la productividad y la creatividad

Influye tanto de una manera funcional como emocional.

Funcional porque si no tienes todo lo que necesitas a mano, si no sabes dónde está lo que buscas… tu productividad no sólo disminuye, sino también tu rendimiento para realizar tus proyectos a buen ritmo. La decoración te puede ayudar a que mantengas tu orden y a que sepas dónde se encuentra todo lo que necesitas, sin tener que estar buscando entre los bloques de papeles que se apilan en tu escritorio.

Actualmente existe una decoración dedicada a los espacios de trabajo no sólo práctica, sino también, bonita. Cualquier elemento en tu estudio, por muy simple que parezca, puede resultar inspirador: un cuadro de tu pintor favorito, esa ‘frase’ que siempre te pone las pilas, un florero de cerámica, utilizaría papelería creativa (bolígrafos, libretas, agendas, blocs de notas…), etc.

Por otro lado, el Feng Shui recomienda la madera noble para los muebles; y los acabados en blanco y/o en negro para los utensilios o elementos decorativos, ya que este color -dice- aumenta la productividad y la creatividad en las zonas de trabajo.

Las estructuras metálicas en cobre, tan de moda actualmente, para guardar papeles, o para utilizarlos como archivadores aportan un toque diferente. En definitiva, rodearte de aquella decoración que te guste y en el que te sientas cómodo/a es la mejor elección.

La parte emocional también está muy ligada al rendimiento laboral. Mantener las cosas ordenadas, y sobre todo ¡¡limpias!!, nos libera del estrés. Deshacerte de lo que no utilizas, e incluso, de aquellos proyectos que no llegaron a buen puerto y que con sólo verlos cambian tu estado emocional… son los primeros que debes archivar o tirar a la basura.

3 tips para conectar con nuestro espacio de trabajo aplicando las técnicas del feng shui

En primer lugar, tanto si eres un/na emprendedor/a que trabaja en casa, o en un espacio de networking, siempre debes darle tu toque personal. Relacionado principalmente con algo que tenga mucho que ver contigo, que te emocione o que te haga sentir bien. Una foto con tus amigos, una imagen de tu lugar preferido en el mundo, o de tus próximas vacaciones.

Debe ser un espacio ligero, donde tú sientas que ‘se respira’ y que sea inspirador. Es muy Feng tener a golpe de vista un collage o un mural que represente, a través de imágenes, fotografías o frases, ese proyecto que estás realizando y deseas que se cumpla con éxito, o incluso, aquellos que te gustaría alcanzar.

Y por último, la iluminación y las plantas son dos elementos fundamentales. Por un lado, una lámpara que ilumine bien tu zona de trabajo, tu mesa principalmente, evitando las sombras que resultan muy incómodas.

Si trabajas con luz natural, mejor, pero si no es así, busca una luz que no sea muy fría. Acaba minando la vista, y produce dolores de cabeza. Finalmente, rodearte de naturaleza, símbolo de crecimiento en el Feng Shui. Plantas de hojas frondosas si presumes de un espacio lo suficientemente grande, o pequeñas suculentas que suelen aguantar muy bien en zonas de interior, se convierten siempre en la elección perfecta.

Blog

Facebook

Instagram


Lucía Terol, Sencillez Plena

Conectar manteniendo el orden y la sencillez

espacios de trabajo

Organiza tu espacio para encontrar claridad en tu vida. Clic para tuitear

Lucía Terol, minimalista y organizadora profesional. La razón por la que elijo una vida minimalista es porque sueño con un mundo dónde las personas tengan tiempo de disfrutar de sus vidas.

Cómo influye la decoración en nuestro día a día emprendedor, en relación a la productividad y la creatividad

Durante años he considerado que encontraba el orden dentro de mi caos, incluso creía que eso favorecía mi creatividad. Ahora soy consciente de que esto es imposible, lo cierto es que “sobrevivía en el caos” y esto se reflejaba en mi proyecto.

Nuestro mundo exterior es un reflejo de nuestro mundo interior. Si hay cosas que no nos aportan valor fuera también las hay dentro.

Si no priorizas en relación a los objetos que te rodean probablemente tampoco lo harás con las tareas que tienes en el día a día.

Esto es una oportunidad.

Recientes estudios demuestran que el desorden aumenta los niveles de estrés pero al mismo tiempo el orden los reduce.

¿Te ha pasado alguna vez que tenías que tomar una decisión y cuando has organizado el escritorio lo veías todo más claro?

Cuando tu espacio está desorganizado tu vida está desorganizada y, aunque no se sabe qué fue antes si el huevo o la gallina, lo importante es que tomando acción en un área influyes directamente en la otra.

Así, si organizas tu espacio de trabajo y tu casa, estarás organizando tu negocio y tu vida. Poniendo cada cosa en su lugar, dentro y fuera.

Observa a tu alrededor: ¿Tu casa está organizada? ¿Tu escritorio está organizado? ¿Y el escritorio de tu ordenador?

3 tips para conectar con nuestro espacio de trabajo manteniendo el orden y la sencillez

1. Revisa: Menos es más

Minimalismo no es tener un número determinado de objetos, minimalismo es identificar aquello que te aporta valor y priorizarlo.

Cuando mantenemos objetos “por si acaso” o “porque me sabe mal” lo hacemos por apego al pasado o miedo del futuro.

Organiza para dejar espacio en tu presente a aquello que vibra contigo ahora:

  • Saca todo de los cajones.
  • Distribuye los objetos por categorías: papeles, libretas, material fungible, documentos legales…
  • Identifica de cada categoría lo que te aporta valor: te inspira felicidad y es necesario.
  • Decide qué se queda contigo y qué se va.
  • Dona, recicla, vende, tira.

Dejar ir es la mejor forma de aprender a decir que no y así quedarte con aquello que te hace brillar.

Revisa también tu ordenador y la organización de tus carpetas. Especial cuidado con los cajones “pongotodo” y con la carpeta de descargas.

Deja espacio para que la magia ocurra.

2. Decora: La belleza de los detalles

¿Cuáles son los valores de tu negocio? ¿Y los colores de tu marca?

A nivel emocional conectamos con las imágenes, con los colores.

Los detalles que nos rodean son mensajes directos a nuestro subconsciente.

Elige con cuidado tu fondo de pantalla, la silla en la que te sientas e incluso el bolígrafo con el que firmas tus contratos. Te aseguro que no es lo mismo trabajar en pijama que vestirte cómoda pero con ropa que te haga sentir bien.

Porque los detalles son los que marcan la diferencia.

3. Manten el orden: La regla de los dos minutos

El caos es una suma de micro-desordenes, así para evitar caer en el desorden basta con llevar a cabo cualquier tarea que requiera 2 minutos o menos en el momento.

He creado un documento y lo voy a poner en el escritorio. ¿Tardo menos de dos minutos en guardarlo en su carpeta? Si la respuesta es sí, mejor hacerlo en el momento.

Para nuestro cerebro hacer 10 mini tareas de 2 minutos es algo mucho más sencillo que pensar en pasar 20 minutos recogiendo tu espacio.

Esta regla tan sencilla obrará milagros en tu orden y tu productividad.

Website

Video con 33 cosas que puedes minimizar directamente 

Facebook

Instagram

Youtube


¡Un millón de gracias a las 4 por acompañarnos y compartir vuestro conocimiento!

Si te quedas con ganas de saber más o quieres hacer alguna pregunta a nuestras invitadas de hoy, ¡no esperes y lánzate en los comentarios!

4 Comentario
  • Conchi S.
    Publicado a las 16:42h, 30 marzo

    Hola Amaya,

    Un gustazo leer hasta el final el post de hoy. ¡Qué de ideas nos llevamos de las 4! Además, de un modo u otro, creo que todas hablan de forma complementaria y muy aplicable a nuestro día a día. Estoy segura que con sólo algunas de estas ideas, los cambios serían increíbles. Yo coincido bastante en el orden y el minimalismo, como Lucía, aunque creo que en tema «papelería» aún podría seguir reduciendo.

    Además, me ha despertado mucha curiosidad el tema del feng shui y creo que investigaré más sobre ello.

    Gracias a las cuatro porque nos habéis explicado de forma sencilla, cómo introducir pequeños cambios, que marquen la diferencia.

    Un saludo a todas.

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 12:10h, 31 marzo

      ¡Hola Conchi!

      ¿Verdad que nos lanzan un montón de ideas? A mi me han encantado las aportaciones de las cuatro y ya he puesto en marcha varios de sus consejos.

      Genial que te haya gustado.

      Un abrazo

    • Mi Casa es Feng
      Publicado a las 13:07h, 31 marzo

      Gracias a ti por leernos, ¡y hasta el final! 🙂

      Abrazo Feng,

    • Nazaret Barreto
      Publicado a las 19:58h, 04 abril

      Muchas gracias a ti Conchi. Un abrazo fuerte.