cerrado por maternidad

La maternidad manda ¡nos vemos en 2018!

¡El último mes he aprendido que, efectivamente, yo tampoco soy una superwoman!

Lo había leído en muchas ocasiones, había escuchado a muchas mujeres emprendedoras (y no emprendedoras) referirse a ello pero, hasta hace un mes nunca había sido tan cierta esa frase en mi día a día.

Cuando supe que estaba embarazada tocó rehacer mis planes para 2017. Fue durante el primer trimestre del año, así que aún estaba a tiempo de modificar cosas, redirigir otras y repensar otras muchas.

Poco después se acercaba el verano y estaba claro que algo no estaba bien planificado. En un embarazo no siempre mandas tú, hay mucho de energía y de vitalidad, y tocó volver a rehacer.

Además, justo a principios de junio, me embarqué en una aventura más. Me presenté a un programa de coworking para emprendedores y Soy Emoworker fue uno de los proyectos seleccionados.

Ahí fuí doblemente inconsciente: uno porque seguía sin saber bien qué era un embarazo (a pesar de que el mío ha sido bastante llevadero) y dos, porque no sabía que el programa implicaba una dedicación tan grande. De todas formas, y aunque no es el objetivo de este post, no dejo de recomendarte que participes en el Programa Go2Work que organiza la EOI en diferentes ciudades de España ¡no te vas a arrepentir! Si tienes dudas o quieres más información, ponte en contacto conmigo y te cuento todo lo que a mi me ha aportado.

Llegó agosto, un mes que tenía reservado para revisar aspectos internos de mi proyecto, pensar en la nueva temporada y preparar un par de lanzamientos para septiembre que, a pesar de ser sencillos, no pudieron ver la luz. Como ves, y una vez más, incumplí todos mis planes.

Mediados de septiembre y una revisión médica de rutina lanzó la voz de alarma ¡tienes que hacer reposo hasta el final del embarazo!

¿Cómo? Eso era algo con lo que no contaba.

¿Significaba que tenía que parar todo lo que tenía pendiente? Pero… ¡si yo me había planificado para trabajar justo hasta el último momento!

Tuve que admitirlo ¡soy una superwoman de pacotilla! O, más bien, soy una mujer real como la vida misma, en la que no puedes tenerlo todo pensado y previsto. Y me he dado cuenta de que me gusta serlo, de que mi proyecto surgió desde ahí, desde la autenticidad, desde el autoconocimiento… y yo me había olvidado de ello.

Opté por escuchar, aceptar, priorizar y resolver. No ha sido el mes que tenía pensado, ni tampoco lo serán los siguientes pero seguro que en enero, o febrero, cuando esté de vuelta todo habrá tomado un sentido diferente.

Dicen que la maternidad es toda una aventura y yo estoy en la línea de salida, así que voy a vivirla intensamente y espero encontrarme de nuevo contigo a la vuelta.

Si durante este cierre por maternidad te apetece ponerte en contacto conmigo, no dejes de hacerlo. No prometo responder tan rápido como me gusta pero sí que prometo un email de vuelta.

Y si estás pensando en revisar tu proyecto de cara al próximo año, te gustaría darle un enfoque diferente y crees que puedo ayudarte a hacerlo desde el emprendimiento slow, pincha en este enlace porque ¡ya está abierto el calendario de asesoramientos de 2018!

¡Estaré de vuelta lo antes posible! ¡Hasta pronto!

No hay Comentarios

Disculpa, la forma del comentario está cerrada en este momento.