los mapas mentales y los vision boards

¡La creatividad al servicio de tus propósitos y el poder de la imagen a tu servicio!

¡Últimos 15 días del año!

Para muchos, yo entre ellos, es momento de hacer revisión general y poner foco en el año que está por venir.

Para otros, es un buen momento para hacer una revisión parcial e ir valorando si se van cumpliendo los objetivos marcados.

Y también están los que no tienen previsto revisar nada, ni de ninguna forma concreta, aunque me atrevería a decir que si son freelance, o están al frente de su propio proyecto, algo seguro que tienen previsto hacer.

Los primeros quince días del mes los he dedicado a cerrar temas pendientes y organizar los primeros pasos de mi revisión anual.

Como te decía, la mía sí es un revisión general del proyecto. Este es mi primer diciembre al frente de mi negocio y, con más razón que nunca, tenía que hacerlo.

Aún me quedan pasos por definir y todo un plan de acción por desarrollar. Este sábado, con la ayuda de Èlia Fibla, espero tenerlo todo más claro y dar pasos de gigante.

Creo que aún estás a tiempo de ocupar una de las plazas disponibles en Sevilla, así que si te animas ¡allí nos vemos! El encuentro promete.

¿Qué te propongo yo para el cierre del año?

Ya te contaba en este post que a principios de año yo hago mi mapa mental anual. Lo dejo bien visible y vuelvo a él, de vez en cuando, para revisarlo y adaptarlo en función de las circunstancias.

Hoy te quiero hablar tranquilamente de ello, y también de cómo lo llevo a imágenes potentes que me ayuden a poner foco.

Una vez hayamos definido bien nuestros objetivos para el próximo año, nos resultará mucho más fácil pensar en qué tipo de acciones nos van a ayudar a lograrlos y nos resultará mucho más sencilla la toma de decisiones.

Toma las ideas que voy a darte solo como eso ¡ideas!

Coge las que mejor se adapten a ti e integra otras nuevas escuchando lo que tu intuición te dice. Que lo hagas tuyo es la única forma de que te resulte útil.

¿Cómo estoy preparando mi mapa mental anual?

Empiezo siempre buscando una palabra y una frase con la que poner nombre al año que comienza.

Esta no es otra que la palabra o la frase que representa mi meta para el nuevo año.

Para mi es muy importante dedicar el tiempo que sea necesario, sin prisa, a pensar cuál es el nombre que voy a dar a los 12 meses que tengo por delante. Uno que represente qué es lo que quiero de él, con lo que sueño y lo que deseo.

No siempre doy con ello a la primera. Aunque lo pongo como primer paso, a veces se convierte en el último porque lo voy adaptando, pero una primera idea por la que empezar sí la necesito.

A partir de ahí, voy haciendo cajitas en las que voy integrando pequeñas acciones que me van a ayudar a lograrlo.

Cualquier decisión que tenga que tomar a lo largo del año, estará sometida a la pregunta clave: ¿cuánto me está acercando o alejando esta decisión de la meta que me plantee?

Las cajas principales en las que trabajo, aunque me gusta ir variándolas cada año y darles un peso diferente, son:

  • Objetivos
  • Hábitos y nuevas rutinas
  • Inspiración y creatividad
  • Limpieza

Voy a ir detallando cada una de ellas:

Objetivos

Como buena emoworker, mi mapa no puede estar destinado exclusivamente a los objetivos profesionales así que ocupan un espacio, igualmente importante, los objetivos personales.

Hago esa distinción entre objetivos personales y profesionales, pero los pienso de forma que unos sean coherentes con los otros ¡esto es muy importante!

Te pongo un ejemplo, puede que tu objetivo personal este año sea tomarte un mes sabático y esto, inevitablemente, influirá en tus objetivos profesionales porque contarás con un mes menos de actividad.

En la caja de objetivos personales me marco varios a cumplir, que suelen estar relacionados con estos ámbitos de mi vida:

  • Cuerpo: salud, alimentación, ejercicio…
  • Interior: mente, espíritu y emociones
  • Relaciones
  • Ocio

En la caja de objetivos profesionales, los apartados en los que reflexiono para marcarme objetivos son:

  • Formación
  • Facturación
  • Posicionamiento
  • Nuevos proyectos
  • Nuevos desarrollos
  • Relaciones
  • Equipo y compañeros

Una vez tengo clara mi lista de objetivos, empiezo a pensar en el resto de cajas importantes ¡voy con ellas a continuación!

Hábitos y nuevas rutinas

Aquí incluyo el plan de hábitos y rutinas que quiero incorporar. Suelo hacerlo después de haber planteado los objetivos del apartado anterior porque están absolutamente relacionados.

Inspiración y creatividad

Mantener la mente despierta, y abierta a nuevas ideas, me ayuda a desarrollar la capacidad de innovación pero, además, me proporciona otros muchos beneficios como son la motivación y la calma.

De nuevo, en función de los objetivos que me he marcado, voy definiendo un plan de inspiración mensual que esté alineado con ellos.

Aún estoy pensando cuáles serán los apartados para 2017.

Los de 2016 fueron: decoración, DIY, cursos, revistas, libros, vídeos y autorregalo (ese premio que te conté que me concedo todos los meses para no olvidar felicitarme por los pasos que voy dando).

Limpieza

Por último, me gusta tener presente qué cosas voy a dejar salir para que puedan llegar cosas nuevas.

Es una manera de mantenerme en la mejora continua, eliminando de mi día a día todo lo que no funciona, o lo que no es coherente con mis objetivos, e introducir otras cosas que sí me acerquen a mi meta.

Cuando tengo mi mapa ¡voy a por el vision board!

Hacer mi mapa mental anual me ayuda mucho a evaluar las decisiones que voy tomando a lo largo del año pero también me gusta visualizar mis metas de manera inspiradora y de un solo vistazo.

Para ello también preparo mi tablero de visión anual.

No, no se trata de cosas separadas sino de materializar mi mapa mental en forma de mapa del tesoro.

En él no incluyo el detalle de los objetivos que me propongo sino imágenes y frases motivadoras que me ayuden a recordarlos y a resetear mi cabeza en los momentos de incertidumbre.

El vision board representa los objetivos que nos hemos marcado, en forma de deseos, y se materializa en imágenes, objetos, frases inspiradoras…

¡La creatividad al servicio de tus propósitos y el poder de la imagen a tu servicio!

¿Qué pasos debes seguir?

Como te decía al principio del post, lo ideal es empezar con una etapa de revisión, reflexión y análisis.

Una vez tienes clara la palabra que ocupara el centro de tu mapa y de tu tablero, puedes empezar a divertirte. Las posibilidades están en ti, y puedes dejar que tu creatividad vuele.

Dos consideraciones previas…

  • Elige un momento en el que te sientas emocionalmente tranquila y optimista.
  • Crea el ambiente adecuado para la inspiración. Cada uno sabe bien que es lo que le hace sentirse motivado y centrado. Para unos puede ser preparar una taza de café, para otros poner música o ver un capítulo de esa serie que siempre le deja con una sonrisa de oreja a oreja…

Cuando esté todo listo, ¡empieza tu collage! No te cortes y deja que todo fluya. 

  • Piensa en el formato que mejor se adapta a tu necesidad.
  • Busca imágenes que transmitan eso que tú tienes en la cabeza. Pinterest siempre es un buen sitio para encontrarte con la inspiración.
  • Ayúdate también de texturas y de objetos que complementen a esas imágenes.
  • Utiliza frases inspiradoras.
  • Recopila cualquier objeto que pueda ayudarte en tu propósito.

Deja volar tu imaginación y haz que ese tablero sea muy tuyo.

Da igual si eres creativo o no. No se trata de lograr ninguna obra de arte. ¡Diviértete!

Eso sí, te doy un consejo para que el resultado sea realmente efectivo: busca siempre la simplicidad.

He creado un tablero en Pinterest recopilando algunas ideas inspiradoras que nos ayuden. Puedes entrar desde aquí o puedes echar un simple vistazo pinchando en esta imagen.

Cuando tengas el tuyo hecho, ponlo en un lugar visible que te permita visualizarlo siempre que lo necesites.

Y no acaba aquí todo, marca en tu planning, o en tu agenda, revisiones periódicas que te permitan ir adaptando y mejorar.

¡Los visión board no son estáticos! Funcionan mejor si los adaptamos a lo largo del año, porque las circunstancias van cambiando y no es muy recomendable, para casi nada, mantener ideas encorsetadas.

Este vision board o “mapa del tesoro” será un reflejo de en qué cosas vas a trabajar para el próximo año pero no olvides que puedes aplicar esta misma técnica a cosas más concretas, recurriendo a ella siempre que sea necesario.

¿Qué beneficios puede aportarte el realizar tu mapa mental y su vision board?

  • Foco
  • Reconocimiento de logros
  • Metas claras y siempre visibles
  • Metas pendientes de conseguir
  • Concentración
  • Desarrollo de la creatividad
  • Claridad
  • Simplificación

¿Cuál es el truco para que todo funcione?

Centrarnos en el proceso y no tanto en el resultado final.

Es difícil que podamos saber bien cómo va a ir nuestro año en el inicio, así que de muy poco nos serviría ser estrictos y no estar dispuestos a ir adaptándolo.

¿Por qué ambas técnicas son para todos?

Puede que todo esto te parezca una tontería, incluso que pienses «no estoy yo para perder el tiempo con estas cosas» pero te voy a decir algo que tú ya sabes ¡si no pruebas nunca sabrás si funciona!

Si trabajas por cuenta ajena, puede que no esté en tu mano el cumplir todas tus metas pero eso no significa que no puedas marcarlas y tratar de ser tú quien tome las riendas en tu día a día.

También son buenas herramientas para trabajarlas en equipo y así, unificar objetivos y alcanzar la motivación.

Si trabajas por cuenta propia, vuelve a leer los beneficios porque casi te diría que ésta es una tarea obligatoria en tu planificación.

Y no puedo cerrar este post sin hacer mención a Sandra, de Miss Agenda Limón, autora de la imagen de cabecera. Es una de las fotos libres de derechos que ha preparado este mes para sus suscriptores. Me ha parecido perfecta para representar el tema que hemos tratado en el momento en el que lo estamos haciendo.

Ahora sí, ¡recopila materiales y manos a la obra para hacer que tu próximo año brille!

¿Te animas a preparar tu mapa mental y su vision board? Te espero en los comentarios.

18 Comentario
  • Ana Camacho Manfredi
    Publicado a las 20:24h, 21 diciembre

    Hola Amaya,

    Muchas gracias por darme la inspiración y la motivación para hacer mi vision board 2017. Lo voy a hacer y pienso ir a por todas. Lo más importante con lo que me quedo de tu post, es tener la flexibilidad de ir adaptándolo, para mí esto me ha generado sensación de fracaso en mi vision board 2016, pero ya veo que es normal.

    ¡Voy a por ello!

    Un abrazo,

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 11:33h, 22 diciembre

      ¡Hola Ana!

      Gracias a ti por compartir ese propósito. Ser flexible con los planes es un regalo que puedes hacerte estando al frente de tu proyecto, así que aprovéchalo.

      Un abrazo muy fuerte ¡2017 seguro que trae muchas cosas nuevas!

  • Conchi
    Publicado a las 12:38h, 21 diciembre

    Hola Amaya,

    Me ha encantado la forma de plantear tu revisión, tu mapa mental y la forma de hacerlo tangible para que nos guié durante el resto del año. A veces, en estas fechas todo el mundo habla de planes y acabamos por agobiarnos. Por eso, creo que como bien decías al principio, hay que tomar toda la información que nos llega como ideas. Después, cada uno ha de encontrar su camino, el método que mejor le funcione.

    Dicho esto, a mí también me ayuda muchísimo para centrarme y poder cumplir mis «planes», ponerle un nombre al año nuevo y, sobre todo, tener alguna representación visual de lo que quiero conseguir. Tenerla siempre cerca y a la vista, me motiva, me empuja a seguir y, sobre todo, me mantiene en el camino.

    Yo en lugar de Pinterest, que no lo suelo revisar muy a menudo, me valgo de un corcho en la pared. Lo tengo más presente y mejora mi foco 🙂 Eso sí, como tú has dicho, me parece imprescindible hacer un mapa o plan para tener claros nuestros objetivos. Al menos para poder saber cómo estamos evolucionando. Al fin y al cabo, tenemos un negocio y queremos hacerlo funcionar.

    Gracias por el artículo. Un saludo enorme.

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 17:06h, 21 diciembre

      ¡Hola Conchi!

      Mi objetivo siempre es que lo que yo pueda aportaros, lo adaptéis a vosotros y a vuestros proyectos. Tú y yo tenemos un enfoque muy parecido en cuanto a la «rebeldía» con las fórmulas infalibles ¡ya hemos podido comentarlo en alguna ocasión!

      Pinterest lo propongo como lugar en el que encontrar inspiración pero yo sin mi corcho, o más bien sin mi pared, no soy nadie.

      ¡Gracias a ti!

      Un abrazo fuerte

  • ADELA EMILIA GOMEZ AYALA
    Publicado a las 23:14h, 19 diciembre

    Hola Amaya.

    La verdad es que es bastante interesante la forma que tienes de plantear tus metas y tus objetivos del año próximo; yo de momento, como llevo poco tiempo con el blog abierto, prefiero hacer planificaciones trimestrales, ver cómo evolucionan y a partir de ahí, mantener el rumbo o hacer las correcciones oportunas.

    La idea del mapa mental y su «representación física», parece interesante y muy probablemente será útil, pero también creo que dependiendo de la fase en que se encuentre el proyecto de cada persona y dependiendo también de su forma de organizarse, unos métodos les funcionan mejor a unas personas que a otras.

    En cualquier caso, desde mi punto de vista, lo importante es saber qué se quiere conseguir, qué se va a hacer para conseguirlo, medir la consecución o no de esos resultados y a partir de ahí, seguir actuando.

    Gracias por tu aportación y un afectuoso saludo

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 11:31h, 20 diciembre

      ¡Hola Adela!

      El método que sigues me parece igual de válido. Todo lo que sea planificar, estar atentos a la evolución y tener claro que es lo que funciona o no ¡bienvenido, sea como sea la forma de llegar a ello!

      Comparto absolutamente la idea de que todo depende de la fase en la que estén los proyectos, pero además, las personas que están al frente de ellos. Lo importante es que cada uno descubramos qué es lo que nos funciona para acercarnos a nuestra meta. Yo creo que tú lo tienes clarísimo.

      Un abrazo fuerte

  • Alexandra Dacier
    Publicado a las 19:59h, 19 diciembre

    Yo estoy trabajando en mi fin de año. Aplicando objetivos claros y directos en todo lo que quiero y busco de la vida.
    Dejar ir, que difícil tarea es el no a pegarnos a cosas y personas.
    Me ha encantado el post, me ha ayudado a darle más color a las cosas que quiero ir aplicando en este nuevo año que ya está a la vuelta de la esquina.
    Saludos.

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 11:28h, 20 diciembre

      ¡Hola Alexandra!

      Encantada de tenerte por aquí.

      ¡Cómo tú dices, qué difícil eso del apego! Pero sienta fenomenal descargar de vez en cuando para llenar de cosas nuevas.

      Ánimo con tus objetivos para el nuevo año.

      Un abrazo fuerte

  • Cristina Píriz
    Publicado a las 17:00h, 19 diciembre

    ¡hola Amaya!
    Me gusta mucho tu plan de crear un mapa mental. Creo que voy a considerar seguir tu consejo. Para una mente un poco deordenada como la mía me va mejor hacerme mapas y esquemas que hacerme listas, exceles y otras cosas. Y creo que además mencionas puntos muy importantes, como lo de la limpieza, dejar salir para que puedan entrar cosas nuevas, me encanta ese concepto, creo que me lo debo aplicar más 😀
    Un saludo,
    Cristina

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 11:26h, 20 diciembre

      ¡Hola Cristina!

      Me alegra saber que este post te ha aportado ideas. Si te apetece compartir conmigo tus avances o tus dudas, estaré encantada de conocer tu evolución.

      Un abrazo

  • Cristina
    Publicado a las 12:00h, 18 diciembre

    Hola Amaya,

    ¡Qué bien me viene tu artículo ahora que estoy en modo balance/planificación! Me has dado buenas ideas, sobre todo con el vision board. Por cierto, yo también estoy apuntada al plan de acción de Èlia, pero en versión online y deseando empezar.

    Un abrazo.

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 19:50h, 18 diciembre

      ¡Hola Cristina!

      Entonces estamos en un momento similar. Ojalá para ti también sea una herramienta útil ¡me encantaría que me fueras contando si ha sido así!

      No te vas a arrepentir con Tu Plan de Acción de Èlia. Ayer tuve la suerte de disfrutar del taller presencial y lo recomiendo absolutamente. Te va a encantar.

      Un abrazo

  • Arantxa Isidoro
    Publicado a las 23:14h, 16 diciembre

    Amaya, tus dos propuestas me parecen un modo super creativo, focalizado e inspirador para marcar nuestros propósitos no sólo para un nuevo año sino para cualquier proyecto que tengamos entre manos. Yo soy super amante de crear Vision Boards y Mood Boards y especialmente de hacerlos offline para hacer partícipes a todos los sentidos. También necesito que este momento creativo se dé en un entorno de calma y rodeado de estímulos placenteros, yo personalmente con música y una infusión. Por otro lado, los mapas mentales me dan una enorme claridad. Exponer cada idea, organizarla y razonarla me ayuda mucho a ordenar y coordinar temas. Digamos que en mi experiencia, los mapas me resultan más racionales y los Vision Board más emocionales. Trabajarlos coordinados sobre un mismo tema me parece una idea genial. ¡Tengo que probarlo!
    Muchas gracias por compartir. Un abrazo.

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 19:48h, 18 diciembre

      ¡Hola Arantxa!

      Yo soy de las tuyas y me quedo con la versión offline. Es la única forma para mi de tenerlos visibles y que, de verdad, me resulten útiles.

      Ya me contarás qué tal te funciona aplicar ambas herramientas de forma conjunta. En mi metodología de trabajo marcó un antes y un después.

      ¡Un abrazo!

  • Nazaret Barreto
    Publicado a las 13:00h, 16 diciembre

    Ya te contaré qué tal me ha ido planificando 🙂 Muack!

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 14:55h, 16 diciembre

      ¡Genial! ¡Me encantaría!
      Besos

  • Nazaret Barreto
    Publicado a las 21:04h, 15 diciembre

    Amaya, me gustaron mucho tus pautas para planificar 2017. Voy a implementar unas cuantas. Gracias por compartirlas con nosotros. Un abrazo grande.

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 11:56h, 16 diciembre

      ¡Hola Nazaret!

      Me alegra mucho saberlo y espero que, de verdad, te resulten útiles.

      Gracias a ti por tu comentario

      Un abrazo fuerte