cuidarse por dentro nutrición emprender

Si te cuidas por dentro, tu proyecto lo nota

¡Emprender no es fácil!

Sí, ya sé que no te estoy descubriendo nada, pero tenerlo muy presente creo que nos ayuda a marcarnos nuevos retos.

Para mi, uno de ellos es no dejarme llevar por las tareas del día a día sacrificando las cosas verdaderamente importantes.

Seguro que no soy la única que se ha visto, a la hora de comer, improvisando un mal plato, para volver cuanto antes a las tareas pendientes. Eso con suerte, porque en muchas ocasiones hasta comemos realizándolas y sin quitar la vista del ordenador.

Ni tampoco seré la única que conociendo el bienestar que aporta el ejercicio físico, decide terminar su jornada sentada en el sofá.

Tendemos a llenar nuestra vida de distracciones y de ocupaciones sin preguntarnos si lo que estamos haciendo es lo que mejor nos sienta.

Nos desconectamos incluso de lo que queremos y nos dejamos llevar por la inercia.

Vamos acelerados y, de alguna manera, nos castigamos a nosotros mismos.

Pero, vuelvo a recordártelo, ¡emprender no es fácil! Y mucho depende de ti.

El mes pasado abría la etapa de colaboraciones en el blog con el objetivo de sumar y crecer juntos, pero también de ofrecer una “panorámica” conjunta de nuestro día a día al frente de nuestros negocios, más allá de temas técnicos y profesionales.

Hoy hablamos con Marta Mató sobre salud “emprendedora”, en todo su sentido, y con especial atención a la nutrición.

Porque, en definitiva, el cuidarnos por dentro nos asegura la calma interior y, detrás, muchos otros beneficios para nuestros proyectos:

  • Pensar más creativamente.
  • Encontrar espacio para la reflexión y la mejora.
  • Disfrutar de cada uno de los pasos que vamos dando.
  • Ser más productivos.
  • Conectar mejor.

O dicho de otra manera, si te cuidas por dentro tu negocio también se verá beneficiado. ¡No es poco!

Marta Mató ofrece servicios de asesoramiento y coaching nutricional, en los que no solo se trabaja la alimentación, sino también las emociones y el movimiento. Ademas, cada semana nos habla en su blog de “hábitos saludables que respeten tu biología, tus emociones y tu persona”.

También puedes encontrarte con ella por instagram y facebook.

Y antes de empezar, le he pedido que nos respondiera a unas preguntas que nos acerquen a su lado más personal porque, sin duda, persona y profesión van de la mano.

Así lo compartimos en este proyecto, y Marta es una de las personas que un día me escribió para decirme que ¡ella también es emoworker! 🙂

Muy personal - Marta Mató Coach

Ahora sí, te dejo con Marta, ella te lo va a contar todo mucho mejor. Además, ha preparado para nosotros algunas ideas de recetas saludables para que carguemos de energía nuestra rutina emprendedora.

 


(Post escrito por Marta Mató, www.martamatocoach.com)

Consigue emprender con éxito, cuidando tu persona

Si hoy me preguntaran a quién admiro, no diría, como hubiese hecho cuando tenía 20 años, a Marie Curie,  a Thomas Edison, o algún otro personaje de los que nos han dejado huella en nuestra evolución.

Hoy por hoy, me admiro a mí. Y a ti. Y a todas las mujeres, madres, emprendedoras, que soñamos y aprendemos lo que haga falta para conseguir nuestros objetivos. Eso es admirable.

Quizá eres madre; quizá (seguramente) llevas el peso de tu hogar (compra, limpieza, cocina, etc.); y encima, eres tan valiente, que para hacer realidad tu sueño, has tenido que aprender, partiendo de zero, a diseñar tu logo, a llevar la contabilidad, a crear tu blog/web…

Tocamos tantas teclas que realmente, todas nosotras somos de admirar.

¿Lo negativo? Que si no llevas bien todo este tinglado, vas a acabar mal… muy mal. Te hablo del estrés. Uf… ¡tanto trabajo, tanto esfuerzo… puede pasar factura!

La clave está en cuidarte. De verdad, cúidate.

Primero cuídate, luego emprende. Marta Mató Coach Clic para tuitear

Si aprendes a organizarte y cambias unos pocos detalles de tu día a día, tu mente estará más lúcida, tus emociones más calmadas, y tu cuerpo más ágil para poder llevar con éxito el gran peso de ser mujer y emprender.

Como coach nutricional confío en una tríada invencible, sin la cual, no entiendo el concepto de salud: alimentación – deporte – emociones

Porque lo que comes, lo piensas; lo que piensas, te mueve; lo que mueves, te alimenta. Todo está interconectado, y si uno de los puntos cojea, el resto se hunde.

Así, mujer emprendedora, mi día a día objetivo incluye: ejercicio físico y una correcta alimentación a nivel físico; y meditación y calidad de sueño a nivel mental.

¡Trabaja estos cuatro puntos y triunfarás!

  • Muévete

Nada, corre, baila… lo que sea, pero muévete para estar sana y feliz.

  • Aliméntate con cordura

Si te organizas (desde la lista de la compra hasta la elaboración de los menús) te nutrirás y rendirás más.

  • Medita

Busca 5-10 minutos cada día para conectar contigo misma, ya sea practicando respiración consciente, pintando mandalas… lo que sea que vaya contigo para centrar tu mente en el aquí y el ahora.

  • Duerme

Para ello te recomiendo que prepares el momento, como si de tu bebé se tratara: pon música suave, apaga el móvil 2 horas antes de acostarte, toma una infusión, utiliza una bruma de almohada para aromatizar la habitación, y vacía todo lo que tengas en la cabeza en forma de una lista de tareas o en tu agenda.

Ahora piensa en lo que comes. ¿Realmente te alimentas, o sólo comes?

Sé que es facilísimo estar sentada delante del ordenador, acordarse que una tiene hambre y pillar lo primero que hay en la nevera o, peor aún, en ese armario de la cocina… sí, ese que jamás debería abrirse… (maldito armario, ¿quién lo llenará de tanto azúcar?).

Toma nota de qué snacks o menús básicos saludables son mis preferidos. 

Los que te recomiendo que adoptes y personalices a tu gusto, para vencer las tentaciones y, sobre todo, para estar a tope y rendir mejor:

  • Zumo verde

Sé que está de moda, que pensarás que soy poco original, pero no se me ocurre mejor manera de empezar el día, ni nada a decir en su contra.

Empieza el día con un chute de energía verde, que te limpie, que te despierte.

Recuerda siempre que el zumo verde tiene que ser 1 fruta + 3-4 vegetales para que no tenga un exceso de azúcar y pase, si no, de ser algo saludable a una bomba en todos los sentidos.

No sólo estarás más centrada a nivel intelectual, sino que incluso tu piel se verá más sana.

Prueba con éste: 1 manzana + col kale + pepino + apio + 1 rodajita de jengibre. Pincha aquí y descarga la receta.

  • Batido

Si eres de las que se levantan con el estómago cerrado, deja las tostadas y el café con leche (que no te aportan nada bueno), y prepárate un batido que te nutra, te sacie y te calme.

¿El mejor contra el estrés?

1 plátano + yogur o leche de coco + 1 pera + canela

Puedes descargar la receta desde este enlace.

  • Ensalada enriquecida

Empezar la comida con una ensalada te aportará bienestar, saciedad, equilibrio interior y además conseguirá incrementar notablemente el aporte en antioxidantes y otros micronutrientes.

Sea lo que sea que vayas a comer, de primero, ensalada.

Pero no me refiero a 4 hojas de iceberg con 3 tomatitos cherry, no.

Coge variedad de hojas verdes, cada día diferentes combinaciones, súmale otras hortalizas como tomate, zanahoria, pepino… y enriquécela con superfoods tales como semillas de chía, de lino o de sésamo, germinados, algas, frutos secos

Si tu comida de mediodía te alimenta suficientemente a nivel físico y, sobre todo, emocional, a media tarde no tendrás esa necesidad imperiosa de atacar nada dulce que calme tus nervios.

  • Tortas de arroz con atún y aguacate

¿Te pica el gusanillo a media tarde?

Olvida los snacks convencionales.

Necesitas alimentar tus neuronas y calmar tus nervios, y eso lo harás divinamente así:

Aplasta con un tenedor 1 aguacate, añade una lata de atún y mezcla bien, con un chorritín de aceite de oliva y una pizquita de sal marina sin refinar. Degústalo untado sobre unas tortas de arroz.

Además de buenísimo, te saciará y te proporcionará nuevas ideas.

Esta merienda es ideal en fases creativas.

  • Crema relajante

Antes de acostarte, vacía tu mente.

Consíguelo, además de con unas buenas rutinas de higiene de sueño, cenando una crema relajante.

Saltea una cebolla cortada a juliana con un puntito de aceite, sal y orégano. Añade trozos de calabaza (o la verdura u hortaliza que prefieras) y saltea unos minutos más. Cubre de caldo y pon a hervir, junto con una cucharada de semillas de lino, unos 10 minutos. Tritura y sirve con un chorrito de aceite de oliva y unas pipas de calabaza.

Y ahora te voy a contar más de mí: soy ante todo nutricionista, y no creo en las dietas

Yo, mujer emprendedora, que creía firmemente en la prevención, en el poder de los alimentos y me apasionaba la nutrición, me frustré. Así de simple.

Me hundí profesionalmente porque aquello en lo que creía, se derrumbó.

Pensé…

  • ¿Por qué esa persona con sobrepeso, que lleva toda la vida haciendo dietas, leyendo trucos, bajándose recetas y menús por internet, sigue sufriendo sobrepeso?
  • ¿Por qué compra galletas para sus hijos cuando es ella quien se las come a media tarde?
  • ¿Por qué no puede dejar de picotear mientras cocina la cena de su familia (ella cenará una ensalada)?
  • ¿Por qué, sabiendo que tiene que comer más vegetales, sigue comiendo pizza?

Cada caso es un mundo, y quizá te has sentido identificada con alguna de estas situaciones, pero en general, lo que hace tiempo entendí y me dolió, es que las dietas no funcionan.

Y es que la clave para tratar un problema de peso no reside únicamente en la alimentación. De lo contrario, con tanta información como hay, todo el mundo tendríamos nuestro peso ideal.

Así llegué a mi esencia: el coaching nutricional

Porque no somos cajones de un armario… ¡somos el armario entero!

El cajón de los menús y recetas es muy importante, pero el resto de los cajones (entorno, emociones, etc.) es lo que forma la estructura del armario entero.

Mi clave para entenderte reside, muy por encima de todo, en practicar con el ejemplo.

Cocino, practico mindfulness, natación, hago deporte en familia, me chifla planificar y organizar mi día a día…

Y me gusta compartir mis trucos y mis teorías contigo. Te escucho, te entiendo, y te guío en tu cambio de hábitos.

Mujer emprendedora, ¿qué me dices? ¿Estás lista para cuidarte?

31 Comentario
  • Cristina Piriz
    Publicado a las 10:21h, 07 diciembre

    Hola Amaya,
    Gracias por presentarnos a Marta y por todos los consejos que aporta (con los que estoy además muy en sintonía). Siempre me interesa mucho ver cómo diferentes coaches nutricionales enfocan su negocio y cuál es su perspectiva respecto a la alimentación. Yo tambien soy anti-dietas y promuevo una alimentación consciente ante todo y elecciones sensatas y coherentes.
    Y es cierto que en mitad de tantos roles no debemos dejar de cuidarnos, dependemos de una mente y un cuerpo en forma para llevar a cabo nuestros propósitos 😉
    Excelente post, un saludo a las dos,
    Cristina

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 12:25h, 07 diciembre

      ¡Hola Cristina!

      Tu proyecto es otro de los que me ayuda a cuidarme por dentro, así que ¡muchas gracias a ti!

      Un abrazo

  • Angélica Cervantes
    Publicado a las 04:59h, 06 diciembre

    Me encantó! Muy buenas sugerencias para nutrirnos adentro y afuera. Excelente mancuerna, las felicito a las dos.

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 12:24h, 07 diciembre

      ¡Muchas gracias Angélica!

      Un abrazo fuerte

  • Raquel
    Publicado a las 14:42h, 04 diciembre

    Gracias a las dos por recordarnos que todo es importante para nosotros, no sólo el trabajo sino también nuestro cuerpo. Yo tengo a mi mamá detrás de mi todo el día recordándome que si quiero trabajar duro, antes tengo que estar fuerte y sana, así que no deja que me olvide mucho del tema, pero reconozco que soy débil y muchas veces las cosas se complican. No me gusta cocinar, como en el trabajo, organizar la despensa con la compra y las cenas es todo un reto a superar, pero lo bueno es que estoy trabajando en ello. A mi ,el pilates y el yoga me ayudan a encontrar mi calma.

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 20:18h, 04 diciembre

      ¡Hola Raquel!

      Como tú dices, lo importante es que lo tienes presente y lo estás trabajando. Imagino que para esto tampoco hay fórmulas mágicas y a cada uno nos funciona algo diferente. No olvidarnos de cuidarnos es el objetivo, sea de un modo u otro.

      Un abrazo

    • Marta Mató Hereu
      Publicado a las 10:27h, 05 diciembre

      Hola Raquel,

      Vamos a felicitar a tu madre por estar ahí recordándote lo importante que es que te ames tú primero, para poder dar lo mejor de tí. Y a tí también felicitarte porque el primer paso para cualquier cambio es tomar consciencia de la necesidad del mismo. Así que, despacio, a tu ritmo, encuentra la manera de planificarte mejor; hay muchas maneras de encontrar la motivación: ¿No te gusta cocinar? Pero… ¿Te gusta comer?, bueno, céntrate en aquello que te da placer, y busca una ruta a través del mismo.

      ¡Un fuerte abrazo!

  • Gabriela Castelo
    Publicado a las 02:40h, 04 diciembre

    Súper posta Martha y Amaya!! de verdad que debemos de tomar en cuenta todo estos puntos, es más, debe de ser como una obligación, desde que yo empece en esto del blogging creo que me he movido menos, si de todas formas nunca he sido como muy deportista, ahora tengo el pretexto perfecto, pero en definitiva y tomando consciencia, si quiero proyectar algo bueno, tengo yo que estar en buena sintonía con mi cuerpo y con mi mente.

    Me encantan las recetas, yo adoro los zumos pero con mucha fruta jajajjjaja!! voy a balancear con verduras como comenta Martha.

    Felicidades Amaya me encanto!!!

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 20:14h, 04 diciembre

      ¡Hola Gabriela!

      Muchas veces nos dejamos llevar por la lista de tareas diarias y nos olvidamos de cuidarnos. O, si no nos olvidamos, lo vamos posponiendo y lo colocamos al final de la lista. Me gusta enfocarlo de otro modo, para que me ayude, y es recordándome los beneficios que me aportaría realizar justo eso que estoy demorando.

      En tu caso, con tu actividad ligada al mundo creativo absolutamente, estoy convencida de que hacer un hueco para cuidarte (cuerpo y mente) sería un tiempo muy bien invertido. ¡Ánimo!

      Un abrazo fuerte

  • Marta Mató Hereu
    Publicado a las 19:21h, 02 diciembre

    ¡Hola Ana!

    Como bien has aprendido, todo está relacionado: tu mente con tu plato; tu cuerpo con tu pensamiento; etc. Así cuando cuidas un aspecto de tu vida, este repercute en otros muchos ámbitos.

    Un fuerte abrazo.

  • ADELA EMILIA GOMEZ AYALA
    Publicado a las 11:34h, 02 diciembre

    Enhorabuena por el post.

    Coincido contigo en lo que dices, pero me temo que puedes caer en una trampa.

    Me explico, si la preparación de todos esos batidos, ensaladas y demás, te quita una cantidad considerable de tiempo, al final puedes caer en una situación estresante, Dios mío estoy perdiendo tiempo en la cocina, con lo que tengo que hacer!!!!

    Hay que organizarse bien y comer bien, pero hagámoslo todo con orden, pues corremos el riesgo de desvestir a un santo, para vestir a otro!!!.

    Cada persona es un mundo, y si no le entusiasma la cocina, es muy probable que tire de snack dulce o salado para no perder tiempo.

    Te doy la razón en tu planteamiento, pero a veces las cosas son más complejas de lo que nosotros creemos, pues lo que fluye por la cabecita de cada persona, sólo lo sabe ella y lo que para ti o para mi, puede ser genial, para esa persona puede ser un absurdo.

    Conozco bastantes casos de personas, que lo único que han de hacer es seguir su medicación, algo de ejercicio, evitar ciertos alimentos y listo. Pues ni eso hacen!!! Y no son gente a la que les falte tiempo precisamente.

    En cualquier caso un post muy interesante, que sin duda ayudará a muchas personas a mejorar su salud, para seguir adelante con sus proyectos.

    Un afectuoso saludo

    Adela Emilia Gómez

    • Marta Mató Hereu
      Publicado a las 16:00h, 02 diciembre

      Gracias por la apreciación, Adela.
      Un poco lo que me comentas es lo que me encontré yo cuando trabajaba como nutricionista… y literalmente me frustré. Hay tiempo para todo, sobre todo para quererse y cuidarse.
      Como coach nutricional, cuando me encuentro con casos como el que comentas, que no hay tiempo ni ganas ni gusto de cocinar, trabajamos otros aspectos esenciales de la persona, y ¡a veces no empezamos a hablar de recetas ni menús hasta la tercera sesión! Casos en los que no funciona la alimentación… y la razón era otra que nada tiene que ver con el hambre ni la cocina…
      En fin, que sí, que cada persona es un mundo, y eso en el fondo es lo que hace más apasionante mi trabajo.
      Un fuerte abrazo

      Marta.

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 20:08h, 04 diciembre

      ¡Hola Adela!

      Muchas gracias por tu comentario y por compartir con nosotros un enfoque diferente.

      Un abrazo

  • Marta Loperena
    Publicado a las 08:19h, 02 diciembre

    Hola Marta Y Amaya,

    Que post tan útil y práctico.
    Me ha encantado.

    Si de algo me siento satisfecha con mi misma es de como «convivo con mi cuerpo»

    En casa comemos bastante sano.
    Hace unos años a mi marido le diagnosticaron una intolerancia alimenticia y tuvimo que cambiar nuestra manera de comer.
    Confieso que al principio me estresé mucho: no sabia donde comprar y de que manera cocinar. Pero ahora estamos encantados.

    Y como bien dice Marta, somos un armario completo. Y cada faceta de nuestra vida debe tener cabida en el y estar ordenada 🙂

    Para mi, y ya termino, el deporte diario es una fuente de energía necesaria.
    Correr o hacer bici me «desintoxica mentalmente» y me llena de energía.

    Y la meditación es mi compañera allá donde vaya.

    Marta y Amaya, muchas gracias de nuevo por recordarnos lo importante que es cuidar y hacerle caso a nuestro cuerpo
    Un abrazo desde Ibiza

    • Marta Mató Hereu
      Publicado a las 16:05h, 02 diciembre

      ¡Qué gusto saludarte Marta!

      Mira, cuántas familias mejoran su alimentación a partir de que algún miembro ha sido diagnosticado de alguna alergia o intolerancia alimentaria! Y como información hay tanta como nula… pues sí que suele ser bastante estresante.
      En cualquier caso, felicidades por saberos cuidar. Es un placer alimentarse sano, moverse, reírse, meditar…
      Muchas gracias por leernos y por tus comentarios, Marta.

      Besos (ojalá los míos también fueran desde Ibiza ;P).

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 20:06h, 04 diciembre

      ¡Hola Marta!

      ¡Te entiendo perfectamente! ¡Aquí una intolerante a la lactosa, diagnosticada hace dos años!

      Al principio sí me agobié pero poco a poco me he ido adaptando y, desde entonces, como mucho más sano. He aprendido a observar mi alimentación y he descubierto que me gusta cocinar. Mi asignatura pendiente sí es la actividad física, ahí me sigue ganando la pereza.

      ¡Un abrazo fuerte va rumbo a Ibiza!

  • Glòria Cervelló
    Publicado a las 21:23h, 01 diciembre

    Marta, me he visto pizza en mano y en sofá!!! A ver si me voy concienciando para el nuevo año y hago un detox… Petonets guapa! Buen trabajo Amaya!!!

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 00:14h, 02 diciembre

      ¡Hola Glòria!

      ¡No estás sola, algunos estamos en la sombra! 😉

      Gracias!!!

      Un abrazo

    • Marta Mató Hereu
      Publicado a las 16:08h, 02 diciembre

      ¿¡Glória pero qué me estás diciendo!? Jaja. ¡Deja la pizza ya mismo! Te quedan 29 días para dar la bienvenida a los nuevos propósitos… ¿Empezar el año con un detox? Genial. Pero que no sea sólo un detox, sino un reset en toda regla; el comienzo de un cambio. Que sean éstos propósitos firmes, convincentes… que cuando los saborees la pizza dejará de ser importante para ti…

      ¡Besos mil!

  • Conchi
    Publicado a las 16:42h, 01 diciembre

    Chicas, gran post, de verdad. Sobre todo, muy útil para aquellas que, de vez en cuando, necesitamos un tirón de orejas. Me he visto bastante identificada y quizá es que hasta ahora, toda yo trataba de ir por un lado y mi alimentación por otro. Pero, después de este post, ¡a cambiar se ha dicho!

    Seguramente no será fácil, porque yo y la comida rápida estamos bastante unidas. Pero, es cierto que teniendo en cuenta que hábitos como la meditación y demás me han venido tan bien, sé que este paso será decisivo para acabar de sentirme al 100% de mis posibilidades.

    Ya he tomado nota de algunas recetas y pienso pasarme por el blog de Marta para seguir indagando.

    Mil gracias Amaya.

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 00:12h, 02 diciembre

      Conchi, ¡manos a la obra!

      La meditación ya la tienes controlada, así que nuevo reto. Eso sí, ¡la Navidad no ayuda mucho al orden en las comidas! Seguro que a Marta se le ocurre alguna pista que darnos.

      Un abrazo

      • Marta Mató Hereu
        Publicado a las 19:33h, 02 diciembre

        Amaya, sobre cómo tantear las Navidades… bueno, yo siempre digo que cuando se tiene que pecar, ¡vamos a pecar a lo grande! No vayamos a quedarnos con las ganas… Aunque cuando aprendes a escuchar tu cuerpo, tampoco te pide grandes exageraciones…
        En un par de semanas daré ideas de menús, aperitivos y cosas buenas y bonitas para poner en la mesa de Navidad, sin que nuestro Pepito Grillo nos riña ;).

        ¡Un beso!

        • Soy Emoworker
          Publicado a las 19:56h, 04 diciembre

          ¡Jajajajajaja! ya que pecamos… ¿no?

          Seguro que me resultan muy útiles esas ideas en las que estás trabajando. 🙂

          Un beso

    • Marta Mató Hereu
      Publicado a las 19:29h, 02 diciembre

      ¡Hola Conchi!

      ¡Qué bien que te haya gustado el post, y que puedas aprovechar alguna de las ideas que doy! Sé que quizá a veces no es fácil, pero si ya has empezado con la meditación, ya tienes un cajón del armario de los que te van a ayudar mucho a encajarlo todo. Aprovecha ese cambio para aprender a escuchar las necesidades de tu cuerpo.

      Un fuerte abrazo.

  • Imma Mestre
    Publicado a las 14:26h, 01 diciembre

    ¡Gracias por compartir, Marta! y por recordármelo cada vez que te leo, hasta que me entre en esta mollera tan terca que tengo 😉 ¡Lista para cuidarme, ya! Fijo. Y gracias por presentarme a Amaya! Amaya, me ha encantado tu blog, me quedaré para aprender lo que me vayas mostrando. Buen trabajo a las dos!

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 00:09h, 02 diciembre

      ¡Hola Imma!

      Yo también soy de las que necesito que me lo recuerden ¡me despisto en algunas cosas con mucha facilidad!

      ¡Qué ilusión que hayas llegado y, más, que hayas decidido quedarte!

      No conocía tu trabajo pero ya no me olvido. ¡Con lo que me gusta a mi una ilustración!

      Un abrazo

    • Marta Mató Hereu
      Publicado a las 19:25h, 02 diciembre

      ¡Imma qué alegría verte por aquí!

      Tú ya estás lista para cuidarte… lo sé ;P. En nada te pones las pilas y haces caso de lo que tu interior te está pidiendo. Pero sin prisa, sin estrés, y con mucho amor.
      Encantadísima de que te quedes por aquí, seguro que aprendes/te interesan puntos de los que nos comparte Amaya.

      ¡Un gran beso!

    • Imma Mestre
      Publicado a las 10:02h, 27 diciembre

      Gracias Amaya! me alegro que te guste la ilustración, es un sector precioso! Qué te voy a decir yo! 😉

      Marta, y tanto si voy a aprender. De buenos propósitos no me falta. Ahora iremos a por afianzarlos y ponerlos en práctica.

      Buen trabajo a las dos. Y ya veo que nos vamos siguiendo! ;D

      Un beso!

      • Soy Emoworker
        Publicado a las 10:12h, 04 enero

        ¡Nos seguimos Imma! 😉

        Besos

  • ana camacho manfredi
    Publicado a las 13:47h, 01 diciembre

    Muchas gracias Marta por tratar este tema y muchas gracias Amaya, por acercárnoslo en tu blog.

    Yo creo fehacientemente en esto que dices, de verdad. Eres lo que comes, lo que piensas y lo que te mueves. He comprobado, y no hace mucho tiempo, que cuando me encuentro bien emocionalmente, tengo una fuerza brutal para hacer deporte. Con respecto a la alimentación, esto te puede cambiar la vida. En mi caso ha sido así. Ahora me alimento (no solo como), me planifico y es fácil. Esto influye en cosas más banales como en el brillo de mi pelo, pero también en temas tan importante como mi bienestar corporal y mental.

    Un abrazo a ambas.

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 00:01h, 02 diciembre

      ¡Hola Ana!

      A mi me pasa justo lo contrario, cuando hago deporte es cuando estoy fuerte en lo emocional. En realidad creo que el orden da igual, lo importante es que está directamente relacionado, así que ¡constancia y fuerza de voluntad!

      Un abrazo fuerte