viaje del cliente

Un viaje inolvidable

¡Y no me refiero a las próximas vacaciones!

Quiero hablarte de algo fundamental en tu negocio, el viaje del cliente.

El viaje del cliente son las experiencias y vivencias que va a disfrutar en su contacto contigo, con tu proyecto.

El viaje del cliente son las vivencias que va a disfrutar en contacto con tu proyecto. Clic para tuitear

He elegido tratar este tema dentro de un mes dedicado a los contenidos, porque tienen una relación muy estrecha.

Un buen viaje del cliente implica detenernos en los preparativos, en los procesos, y trazar el mejor mapa, la mejor guía. Implica trabajar muy bien todo su contenido.

4 elementos que lo convertirán en una vivencia memorable

No son todos pero hay cuatro que no podemos dejar pasar.

Conexión

¿Cómo si no vas a conseguir compañeros de viaje?

Para que alguien quiera sumarse a tu aventura necesita conocerte.

Cuéntale por qué le ofreces este viaje, cuál es tu propósito y aquello que te mueve a ponerlo en marcha y querer hacerlo acompañado.

El objetivo es conectar con otros viajeros que crean lo mismo que tú.

Conectar con ellos debe ser tu primera misión.

Preparativos

En ellos no pueden faltar ni la inspiración ni la planificación.

No sé si a ti te pasará lo mismo, pero para mi los viajes comienzan en los preparativos.

Son momentos de soñar, de imaginar cómo será todo, de vivir sensaciones antes de que sucedan… ¿Por qué vamos a reservar todo esto sólo para los preparativos de nuestros viajes personales? También podemos trasladarlo a los viajes del cliente.

Te recomiendo que pienses en cada uno de los destinos en los que os vais a encontrar, que busques inspiración para que no sean los sitios convencionales, y que planifiques cómo será cuándo estéis el uno frente al otro.

  • ¿Cómo le vas a transmitir tu propósito?
  • ¿Cómo vas a hacer que viva todo eso que tienes preparado para él?

Aquí solo hay una regla: la coherencia, entre lo que dices y lo que haces, para lograr su confianza y ser creíble.

La coherencia debe ir más allá de los preparativos, debe formar parte del viaje del cliente de principio a fin.

La coherencia, más allá de los preparativos, es parte del viaje del cliente de principio a fin. Clic para tuitear

Flexibilidad

Los viajes si no son cerrados y calculados al milímetro ¡se vuelven aventuras mucho más interesantes!

También me gustaría que fuera así el viaje que tú prepares para tu cliente.

Asume que van a surgir imprevistos y, si puedes, prepara de antemano tu plan b, c, d… Pero si lo que surge no es algo que ya tenías en mente ¡adelante, aprende de ello!

Tienes ante ti una oportunidad doble:

  • La oportunidad de sorprender a tu cliente.
  • La oportunidad de seguir alimentando tu base de datos de experiencias para mejorar tus futuros contactos.

El camino se va mejorando poco a poco.

Emoción

Por último, si quieres que se convierta en un viaje inolvidable, da protagonismo a las emociones. Es la mejor manera de dejar un recuerdo en la mente de tu cliente a través de lo que ha vivido, de lo que ha sentido.

De antemano, estoy convencida, de que ya tendrás una idea más o menos clara de las emociones que mueven a tu cliente ideal. Si no es así, estaré encantada de ayudarte a encontrarlas.

Aprovecha, además, el viaje para detectar emociones en ellos, hasta ahora desconocidas para ti, y piensa cómo puedes integrarlas para poner a tu viaje del cliente ese broche final.

Si quieres saber más sobre los viajes del cliente, y necesitas hacer tu mapa ¡contacta conmigo y nos ponemos manos a la obra!

¿En qué fase de vuestro viaje te encuentras? Me encantará saber más sobre tu caso en los comentarios. 

Compártelo


Suscríbete y recibirás píldoras de slow marketing para fidelizar.

Posts Relacionados

2 Comentarios
  • ADELA-EMILIA GÓMEZ AYALA
    Publicado a las 22:43h, 08 Junio Responder

    Hola Amaya, sin duda un enfoque muy diferente en lo que se refiere a tu relación con el cliente.

    De antemano, te digo que no soy aficionada en absoluto a los viajes, pero bueno eso es una peculiaridad mía como cada cual tiene la suya.

    Aclarado esto, es cierto que tienes que preparar tu acercamiento a ese posible cliente de forma cuidadosa, para que perciba que ese “desasoiego, necesidad, duda” o como queramos llamarle, que no le deja en paz, puede solventarse con el servicio o producto que tú le ofreces, y eso implica un estudio detallado del recorrido previo y, por supuesto, varias opciones “de repuesto” por si la primera no funciona.

    No soy partidiaria en absoluto de esas estrategias que casi que te asfixian, te ofrecen la misma cosa, por 7 sitios diferentes y luego ponen el cronómetro en funcionamiento, indicando que se inicia la cuenta atrás, no son para mí. Rara vez, compro algo con esa estrategia.

    Sin más, me despido con un afectuoso saludo

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 11:29h, 09 Junio Responder

      ¡Hola Adela!

      ¡Las peculiaridades de cada uno, es lo que nos hace especiales! 😉

      Y volviendo al tema de los viajes, te animo a que dediques un rato a pensar en el que, actualmente, realizan los que llegan hasta tu web. Estoy convencida de que te aportará ideas nuevas.

      Como ya habrás notado, coincido absolutamente contigo en ese ahogo que nos provocan ciertas estrategias. Por eso repito mucho que el marketing lento es mi receta contra el reloj emprendedor.

      Es un placer compartir ideas contigo.

      Un abrazo grande

Publicar un comentario