voz de marca

Una voz reconocible y cautivadora para tus contenidos que marque la diferencia

¿Estás de acuerdo en que los mensajes deben estar escritos en el idioma de la persona a la que van dirigidos?

Si no es así puede que, de alguna forma misteriosa, estés logrando conectar con quien los recibe pero, lo más probable, es que no se haya sentido aludido.

Por eso no quiero que perdamos de vista la importancia que tiene el conocer bien a nuestros clientes, ideal o real, para ser capaces de trasladar los mensajes correctos.

Pero, como te decía la semana pasada, este mes te propongo hablar de contenidos abarcando otras formas de trabajarlos igual de necesarias para el mantenimiento de nuestros negocios.

Estoy encantada de abrir hoy este espacio a Conchi Sanjerónimo, redactora web al frente del proyecto Tu Ruta Emprendedora. Su misión es ayudar a emprendedores o pequeños negocios con alma a dejar huella en su público, a través de un marketing de contenidos personal y con mucho estilo.

Hoy Conchi nos habla de la importancia que tiene, para nosotros como emprendedores, encontrar nuestra propia voz para contar nuestra historia y hacerla interesante para nuestros clientes.

¡Un millón de gracias Conchi por acompañarnos!

Conchi Sanjeronimo


(Post escrito por Conchi Sanjerónimo, Tu Ruta Emprendedora)

Una voz reconocible y cautivadora para tus contenidos que marque la diferencia

Lo primero que me gustaría hacer, al empezar este artículo, es agradecerle a Amaya por invitarme a compartir con su comunidad mi pasión: conseguir que las pequeñas grandes marcas con alma se diferencien a través de sus contenidos.

A veces, éste es un aspecto del negocio al que no se le presta suficiente atención. Oímos que hay que escribir en un blog, o grabamos podcasts y vídeos para nuestro canal en YouTube. Pero, en realidad, surge todo de la improvisación, sin una estrategia, ni un plan bien definido detrás.

Al ser una actividad como más creativa, la relacionamos con palabras como inspiración, genio o musa. Sin embargo, para que todos estos elementos fluyan, hay un gran trabajo detrás.

Tus contenidos funcionan en la medida que transmites valor y lo haces desde tu esencia. Clic para tuitear

Lo mismo ocurre con otros elementos menos tangibles, pero igual de fundamentales, a la hora de conseguir tu objetivo, cuando comunicas: que tu público se sienta interesado por tu negocio, se enamore de tu marca y conecte contigo.

Y de uno de estos elementos, del que no se suele hablar tanto, quiero que tratemos hoy: tu voz.

¿Qué es tu voz de marca?

Cuando hablo de este tema, siempre recuerdo a un gran periodista, que para mí reunía todos los requisitos para conseguir esa voz reconocible y cautivadora que embelesaba a aquellos que le escuchaban.

No podía ser otro que Jiménez del Oso, periodista especializado en temas de misterio.

Y es que, el hecho de encontrar una voz propia, un estilo único, también envuelve mucho misterio. Parece que sea algo innato, algo que se tiene o no, con lo que se nace.

Aunque mi opinión es bien distinta: para encontrar tu voz has de hacer mucho.

Pero, antes de seguir adelante, me gustaría hablarte más de esta voz de marca.

Tu voz de marca es también ese estilo único que tienes de hacer y comunicar las cosas. Es ese extra que incluyes en tus mensajes y que hace que estos resuenen con fuerza, traspasen barreras y lleguen a los demás.

No he querido confundir con el ejemplo, al hablar de una voz real. Sino que creo que, en este caso, esa voz de la que yo te hablo hoy, ese estilo personal, también encaja en ese concepto que estamos tratando.

Pero, aún no te he hablado de que hace que para mí, encontrar esa voz sea tan especial para los contenidos de tu negocio.

¿Seguimos?

Una voz de marca sin misterios

Hay varios elementos que, combinados entre sí, pueden ayudarte a lograr una voz de marca que te vuelva reconocible para tu público. Tal y como le ocurría a Jiménez del Oso.

Entre ellos, yo destacaría los siguientes:

Ten una voz potente

No sé si recuerdas en este preciso instante la voz tranquila, potente y a la vez suave de Jiménez del Oso. Ese tono apacible que te arrullaba mientras hablaba…

Pues bien, esta peculiaridad, tan distintiva hace que puedas reconocer su voz, hasta con los ojos cerrados.

Este estilo tan marcado, tan propio, es la unión de su personalidad y su mensaje. La idea es incluir parte de ti, de tus valores, en cómo dices o cuentas las cosas, incluso las de tu negocio.

Trata de que sea transparente

Otra de las partes fundamentales al crear esa voz de marca propia es que resulte natural.

No fuerces tu estilo, ni tu voz. Que no sea una máscara tras la que te escondes. Ha de notarse que te sientes cómodo, comunicando de esta manera.

Porque esa autenticidad, hará que tu público confíe más en ti y en lo que tienes para decirles.

Porque tu mensaje no es sólo lo que dices

A veces, tu mensaje, tus contenidos, serán muy parecidos a los de otras personas que se dediquen a lo mismo que tú. Sin embargo, si lo envuelves con una voz de marca o estilo personal único, transparente y potente, conseguirás darle fuerza, cuerpo e impacto a lo que tengas que decir.

Ahora, ya no es un misterio para ti lo que necesitas para que tu voz de marca destaque y te ayude a impactar con tus contenidos. Por eso, va siendo hora de pasar a la acción.

Cómo ir descubriendo tu voz de marca 

Sí, sí, has leído bien. La voz de marca no es algo que encuentres de un día para otro, ni mucho menos.

Es más bien un proceso, un trabajo de dentro hacia afuera, que lleva su tiempo. Sobre todo, a la hora de pulirlo, porque requiere de práctica y acción.

Para empezar, es preciso hacer un seguimiento personal muy profundo. Tienes que despertar esos recursos que ya posees y que quizá, hasta ahora, estaban medio ocultos o dormidos.

Investiga qué te hace único, especial, cómo te gusta hacer las cosas, cuáles son tus puntos fuertes a la hora de transmitir…

Con todo lo que vayas descubriendo de ti mismo, haz un batido, añade los aspectos que más te gusten, con los que te sientas más cómodo y mézclalos bien.

Después, llega el momento clave, describe tu estilo, créate una especie de guía que puedas consultar cuando la necesites y… ¡a practicar se ha dicho!

Utiliza tu estilo siempre que tengas que publicar o comunicar algo en tu negocio. Desde el contenido de tu blog, a las publicaciones en redes sociales o los emails que escribas a tu lista.

Con el tiempo, irás puliendo ese estilo. Recuerda que, como tiene que ver tanto con nosotros mismos, no será nunca algo fijo.

Por eso, revísate, descubre qué va cambiando, decide si suma o no a tu negocio y añade lo que te parezca a tu estilo, para ir haciéndolo cada vez más rico, irresistible y distinto al resto.

Espero que este artículo te haya resultado útil. Y que, a partir de ahora, cuando alguien trate el tema de tu voz de marca, no te suene más a estar hablando del lado oculto de la Luna.

¿Te parece interesante este concepto? ¿Lo habías trabajado hasta ahora?

Si no quieres tener que hacerlo solo, te dejo aquí mis referencias para que puedas encontrarme:

Blog

Grupo privado de Facebook

Instagram

GuardarGuardar

Compártelo


Suscríbete y recibirás píldoras de slow marketing para fidelizar.

Posts Relacionados

15 Comentarios
  • Alexandra Dacier
    Publicado a las 22:06h, 25 mayo Responder

    Excelente aportación. Sin duda alguna esa voz que leo en el post es la voz de saber mostrar nuestra profesión y a la misma vez el saber conectar desde nuestra propia esencia. Ahora me toca analizar que tipo de voz estoy utilizando para dar a conocer lo que hago.
    Un.

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 10:41h, 29 mayo Responder

      Hola Alexa,

      ¡Manos a la obra!
      Si te apetece contarnos tu evolución, ¡no dudes en hacerlo porque nos encantará leerte!

      Un abrazo

  • Jean Saldaña
    Publicado a las 01:49h, 24 mayo Responder

    Hola Conchi y Amaya!

    Muchas gracias por este artículo, me hubiera gustado leerlo cuando comencé porque es muy cierto que la voz de marca es un elemento que diferencía y a la vez conecta con nuestra audiencia cuando ya hay profesionales ofreciendo los mismos servicios.

    Cada vez me doy más cuenta que la comunicación en mia contenidos y la coherencia en la voz de marca que utilizo es igual de importante que la coherencia visual en la que tanto insisto.

    Un abrazo para ambas.

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 10:40h, 29 mayo Responder

      ¡Hola Jean!

      Siempre estamos a tiempo de encontrar esa voz y evolucionarla en el tiempo. Como tú comentas, es una cuestión de conjunto.

      Un abrazo fuerte

  • Angelica Cervantes
    Publicado a las 04:41h, 23 mayo Responder

    Me gustó mucho, calculo que es la única manera de lograr vida a un proyecto. Es un tema profundo, tiene que ver con la raíz y el camino a seguir. Muchas gracias, dos grandes juntas escribiendo. Bravo.

    • Conchi S.
      Publicado a las 12:41h, 23 mayo Responder

      Hola Angélica,

      Tienes razón en que es un tema denso, profundo, íntimo, de esos que nos gustan tanto, porque nos invitan a sentir y llegar recorrer ese camino hacia dentro, que tantas veces descuidamos. Así es como logramos dar alma a nuestros proyectos, impregnándolos de aquello que nadie nos puede copiar.

      Un saludo enorme y gracias por tus palabras.

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 16:53h, 23 mayo Responder

      Hola Angélica,

      Somos personas al frente de proyectos dirigidos a otras personas, así que el factor humano no debemos olvidarlo nunca y la voz forma parte de ello.

      Muchísimas gracias por tu comentario 😀

      Un abrazo fuerte

  • Mónica
    Publicado a las 19:15h, 16 mayo Responder

    buenas!

    creo que este tema de la voz de marca genera un poco de confusión, así que me parece genial que le hayan dedicado un espacio. Sobre todo lo que menciona Conchi de que el mensaje no es sólo lo que se dice, sino también cómo, muchas veces no se tiene en cuenta. Comunicar es mucho más que las palabras.

    en mi caso llevo años en un medio académico muy formal en el que la personalidad no debe salir a relucir en los textos, así que está siendo todo un reto escribir en mi blog (que empecé hace poco) y hacer justamente lo contrario! Un ejercicio que me ayuda mucho es releer un post varios días después de haberlo escrito… cuando hago esto enseguida me empiezan a saltar las frases y cosas que suenan tan tiesas y “académicas”, y las cambio para que suenen más a mi misma.

    un abrazo.

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 12:06h, 18 mayo Responder

      Hola Mónica,

      Yo creo que estás encontrando una voz muy particular en tu web, y con tus imágenes. Muy alejada de la formalidad a la que dices que estabas acostumbrada.

      El truco que nos compartes me ha funcionado en muchas ocasiones pero llega un momento en el que tengo que decir ¡hasta aquí y darlo por definitivo! A veces la autoexigencia nos invade y hay que dejar que todo fluya.

      Un abrazo fuerte

      • Mónica
        Publicado a las 16:09h, 18 mayo Responder

        Ay Amaya, muchas gracias! que se perciba así me da mucho ánimo. Y sí, yo muchas veces sufro de parálisis por análisis y autoexigencia y perfeccionismo… así que es algo en lo que definitivamente estoy trabajando. Mejor hacer camino al andar, no?

        • Soy Emoworker
          Publicado a las 11:18h, 22 mayo Responder

          ¡No estás sola! Esa sensación nos visita, a casi todos, de vez en cuando.

          Tú lo has dicho muy bien, pasito a pasito.

          Un abrazo

    • Conchi S.
      Publicado a las 09:29h, 19 mayo Responder

      Hola Mónica,

      Es cierto que encontrar tu voz de marca no es algo que sale sólo, sino que va mejorándose con la práctica. Sobre todo, como tú apuntas si llevas tiempo dedicándote a expresarte de otro modo, capando ese estilo personal que cada quién tiene. Pero, con el tiempo, verás que cada vez que repases encuentras menos frases “rígidas” y escribes mucho más fluida. Y es que a fuerza de escribir, cada vez que trates de hacerlo, entrarás en ese espacio donde tu voz saldrá a relucir, sin esfuerzo.

      Me alegra que te haya gustado el tema del artículo.

      Un saludo enorme.

  • Cristina
    Publicado a las 14:48h, 16 mayo Responder

    Hola chicas,

    La voz de la marca es muy importante para conseguir atraer al tipo de público que queremos. Aunque sea algo que se va puliendo con el tiempo, como bien dice Conchi, y aunque se trate de una marca personal pienso que es fundamental pararse desde el principio a definirla en función de lo que queramos transmitir y de la imagen que queramos proyectar. Hacerlo, eso sí, de acuerdo con nuestros valores porque, en efecto, no se puede estar fingiendo durante mucho tiempo. Se trata de sacar partido a lo que ya tenemos y utilizarlo para potenciar el mensaje. Pararse a definir el tono de voz y el estilo de comunicación ayuda a ser conscientes del mismo y a mantener la coherencia en todos nuestros textos.

    Un abrazo.

    • Soy Emoworker
      Publicado a las 11:58h, 18 mayo Responder

      Hola Cristina,

      Las herramientas las llevamos con nosotros ¡no podemos desaprovecharlas!

      Con el tiempo, y la constancia, llegan los resultados, y esa sensación de tranquilidad que uno siente al darse cuenta de que solo se trata de ser uno mismo y saber qué tenemos para los demás.

      Un abrazo

    • Conchi S.
      Publicado a las 09:32h, 19 mayo Responder

      Hola Cristina,

      La verdad que comparto lo que comentas de trabajar desde un principio la voz de marca, aunque sea de forma básica. Lo que pasa que no se suele tener muy en cuenta este aspecto, aunque todo lo que hagamos a posteriori para comunicar nuestro mensaje y dar a conocer nuestra marca, irá impregnado de esa voz.

      Como bien dices, tener unas nociones mínimas, nos ayuda sobre todo a darnos cuenta de cómo nos expresamos, qué recursos tenemos y cómo queremos sacarles partido o potenciarlos. Así que recomiendo totalmente esa reflexión y trabajo previos, porque pone foco sobre algo importante.

      Un saludo enorme, Cristina.

Publicar un comentario