Soy Amaya y soy emoworker

De media pasamos (solo oficialmente) 8 horas trabajando, hora y media desplazándonos al lugar de trabajo y una hora de resaca laboral.

Esto hace una total de 10 horas y media dedicadas al trabajo. Ahora suma unas 7 horas de sueño, una hora para ducha y ponernos guapos y 2,5 horas para alimentarnos. Dan como resultado 21 horas ocupadas en necesidades básicas y 3 horas “libres”.

¿3 horas? ¿Solo un poco más de un 12% de nuestro tiempo para poder dedicarlo al ocio, a nuestra gente, a cargar pilas… a lo verdaderamente importante? Está claro:

¡Algo anda mal!

Amaya

Soy Amaya y soy emoworker

De media pasamos (solo oficialmente) 8 horas trabajando, hora y media desplazándonos al lugar de trabajo y una hora de resaca laboral.

Esto hace una total de 10 horas y media dedicadas al trabajo. Ahora suma unas 7 horas de sueño, una hora para ducha y ponernos guapos y 2,5 horas para alimentarnos. Dan como resultado 21 horas ocupadas en necesidades básicas y 3 horas “libres”.

¿3 horas? ¿Solo un poco más de un 12% de nuestro tiempo para poder dedicarlo al ocio, a nuestra gente, a cargar pilas… a lo verdaderamente importante? Está claro:

¡Algo anda mal!

Amaya

El día que hice esos cálculos y los uní a las sensaciones negativas de mi día a día y sus 21 horas “obligatorias”, me di cuenta de una cosa: ¡yo soy emoworker!

Ya no buscaba ocupar esas 21 horas con tareas “obligatorias”, sino con tareas que de verdad me inundaran de sensaciones positivas. Estoy convencida de que casi nada de lo que hacemos está libre de emociones. Y de que esas tareas tampoco deben estar libres de ellas.

Y ojo, ¡esto no es algo que solo piense yo! Tú y muchos otros sabéis que la vida laboral es una aventura. A veces buena. A veces mala. Pero tienes el poder de elegir recorrer ese camino como tú quieras.

Cada día me encuentro con otros profesionales que buscan lo mismo que yo. Se han reinventado.

Han cambiado su vida laboral. Han dejado de esperar que otros decidan por ellos. Toman las riendas de la vida y viven una historia escrita por ellos.

No nos mueve el puro motivo económico. Ganamos dinero, pero no a costa de renunciar a nuestros ideales e inquietudes. Los emoworkers queremos vivir haciendo cosas que nos hagan sentir bien y hagan sentir bien a los demás. El dinero no es lo único que importa. También importan las emociones.

Tus compañeros de profesión, de oficina, de coworking, clientes, proveedores, contactos y tu familia y amigos se merecen que tú y ellos luchéis por emocionar con todo lo que hacéis. Sobre todo tu familia y amigos, sin los que no podrías mantenerte en pie. Hay que dejar un mundo mejor para todos ellos.

Los emoworkers somos gente valiente. A mí me ha costado mucho tiempo darme cuenta, pero ahora no lo cambiaría por nada del mundo. No nos dejamos llevar por la crisis, ni por la economía ni por las tendencias.

Nos lanzamos a crear proyectos bonitos, con nuestro sello personal y en los que el cliente se siente feliz de verdad por habernos elegido. Trabajamos de otra forma y damos importancia a los pequeños detalles. Ese es el truco para el éxito.

Los emoworkers somos inconformistas. Odiamos ver la vida pasar. Siempre estamos investigando, probando, conociendo a nuevas personas, … Y aun así, ¡nos encanta el aburrimiento voluntario! Que de vez en cuando hay que desconectar y no estamos todo el día “enchufados”.

Los emoworkers conectamos la vida profesional y la personal. Desconectamos cuando queremos, pero sabemos que no tenemos que separarla. ¿Por qué? Porque si tenemos tantas cosas buenas en nuestra vida personal, ¡tenemos que trasladarlas a la profesional!

Y todo esto es ser emoworker. Plantéatelo y date la oportunidad de trabajar y luchar por lo que te hace feliz. Es el mejor regalo que puedes hacerte a ti y a los que te rodean.

Yo lo hice y merece la pena. Solo tienes que ver mi Slow Atelier o ver todas las experiencias que compartimos en Emoworker Ideas para comprobarlo.

Pasa de esa vida con 3 horas libres. La vida no solo consiste en los días que no trabajamos. La vida consiste en cada segundo que respiras, ¿por qué no disfrutar y ser feliz en cada uno de ellos?

¡SUSCRÍBETE Y RECIBIRÁS PÍLDORAS DE SLOW MARKETING PARA FIDELIZAR!

¿QUIERES SABER MÁS SOBRE MÍ?

Amaya

Si tienes curiosidad por saber de dónde vengo, estos 10 puntos te ayudarán a conocerme mejor:

  • Estudié Publicidad y Relaciones Públicas, lo complementé con un Master en Dirección Comercial y de Marketing y un Master en Dirección de Negocios Retail, y me he especializado en la fidelización de clientes.

  • Soy una enamorada de Madrid, mi ciudad de nacimiento y residencia hasta que en 2014 me vine al sur, a Sevilla. ¡Desde entonces tengo el corazón (re)partido!
  • Agencias de publicidad, consultorías, departamentos de marketing y grandes clientes (BMW, Vodafone, BBVA, Mutua Madrileña, Grupo Cortefiel…) forman parte de mi antes. El después vino cuando complementé todo lo anterior con el networking, la formación, el interés por nuevas formas de trabajar, nuevas temáticas… y decidí dar el salto y emprender.
  • Atrapada por el movimiento Slow, que traslado a mi manera de trabajar convencida de que otra forma de llevar nuestro día a día es posible. Soy Emoworker es mi granito de arena y mi objetivo es ayudarte a que tú y tus clientes viváis una experiencia.
  • Me encantan las cosas y los espacios que te transportan a otro lugar y que tienen una historia que contar.
  • Adoro las cenas y comidas en casa con amigos y familia. Para el resto de momentos me gustan los lugares con olor a café y tarta en los que hablar, leer o trabajar.
  • Me gusta mucho Francia: sus películas (¡Amelie!), su música, sus croissants, su idioma, Chloe, París… ¡Me encanta!
  • Buscar los momentos llave, ¡porque en la vida hay que buscarlos y no esperar a que lleguen!

Y para acabar, dos frases que definen mi forma de vida:

  • El éxito es sentirme identificada con lo que hago y con cómo vivo.
  • La verdadera oportunidad de ser feliz está en uno mismo.

Si quieres saber más sobre mí, ¡solo tienes que contactar conmigo y preguntarme lo que quieras!

¿QUIERES SABER MÁS SOBRE MÍ?

Amaya

Si tienes curiosidad por saber de dónde vengo, estos 10 puntos te ayudarán a conocerme mejor:

  • Estudié Publicidad y Relaciones Públicas, lo complementé con un Master en Dirección Comercial y de Marketing y un Master en Dirección de Negocios Retail, y me he especializado en la fidelización de clientes.

  • Soy una enamorada de Madrid, mi ciudad de nacimiento y residencia hasta que en 2014 me vine al sur, a Sevilla. ¡Desde entonces tengo el corazón (re)partido!
  • Me encantan las cosas y los espacios que te transportan a otro lugar y que tienen una historia que contar.
  • Agencias de publicidad, consultorías, departamentos de marketing y grandes clientes (BMW, Vodafone, BBVA, Mutua Madrileña, Grupo Cortefiel…) forman parte de mi antes. El después vino cuando complementé todo lo anterior con el networking, la formación, el interés por nuevas formas de trabajar, nuevas temáticas… y decidí dar el salto y emprender.
  • Atrapada por el movimiento Slow, que traslado a mi manera de trabajar convencida de que otra forma de llevar nuestro día a día es posible. Soy Emoworker es mi granito de arena y mi objetivo es ayudarte a que tú y tus clientes viváis una experiencia.
  • Adoro las cenas y comidas en casa con amigos y familia. Para el resto de momentos me gustan los lugares con olor a café y tarta en los que hablar, leer o trabajar.
  • Me gusta mucho Francia: sus películas (¡Amelie!), su música, sus croissants, su idioma, Chloe, París… ¡Me encanta!
  • Buscar los momentos llave, ¡porque en la vida hay que buscarlos y no esperar a que lleguen!

Y para acabar, dos frases que definen mi forma de vida:

  • El éxito es sentirme identificada con lo que hago y con cómo vivo.
  • La verdadera oportunidad de ser feliz está en uno mismo.

Si quieres saber más sobre mí, ¡solo tienes que contactar conmigo y preguntarme lo que quieras!

¿QUIERES SABER MÁS SOBRE MÍ?

Amaya

Si tienes curiosidad por saber de dónde vengo, estos 10 puntos te ayudarán a conocerme mejor:

  • Estudié Publicidad y Relaciones Públicas, lo complementé con un Master en Dirección Comercial y de Marketing y un Master en Dirección de Negocios Retail, y me he especializado en la fidelización de clientes.

  • Soy una enamorada de Madrid, mi ciudad de nacimiento y residencia hasta que en 2014 me vine al sur, a Sevilla. ¡Desde entonces tengo el corazón (re)partido!
  • Me encantan las cosas y los espacios que te transportan a otro lugar y que tienen una historia que contar.
  • Agencias de publicidad, consultorías, departamentos de marketing y grandes clientes (BMW, Vodafone, BBVA, Mutua Madrileña, Grupo Cortefiel…) forman parte de mi antes. El después vino cuando complementé todo lo anterior con el networking, la formación, el interés por nuevas formas de trabajar, nuevas temáticas… y decidí dar el salto y emprender.
  • Atrapada por el movimiento Slow, que traslado a mi manera de trabajar convencida de que otra forma de llevar nuestro día a día es posible. Soy Emoworker es mi granito de arena y mi objetivo es ayudarte a que tú y tus clientes viváis una experiencia.
  • Adoro las cenas y comidas en casa con amigos y familia. Para el resto de momentos me gustan los lugares con olor a café y tarta en los que hablar, leer o trabajar.
  • Me gusta mucho Francia: sus películas (¡Amelie!), su música, sus croissants, su idioma, Chloe, París… ¡Me encanta!
  • Buscar los momentos llave, ¡porque en la vida hay que buscarlos y no esperar a que lleguen!

Y para acabar, dos frases que definen mi forma de vida:

  • El éxito es sentirme identificada con lo que hago y con cómo vivo.
  • La verdadera oportunidad de ser feliz está en uno mismo.

Si quieres saber más sobre mí, ¡solo tienes que contactar conmigo y preguntarme lo que quieras!

Este contenido es visible para los suscritores. Pon tu correo para acceder o registrarte.
Su información no será compartida con terceros.